Introducción 

Una Cultura Clandestina 1980”

A finales de los años 50 los efectos del Rock and Roll en Latinoamérica se hacen sentir casi al mismo tiempo que en Estados Unidos. Sin embargo se le reconoce en Latinoamérica como un movimiento compacto y con identidad en la década de los 80. A mediados de esta década el Rock en español alcanza sus más altos niveles de aceptación en Latinoamérica. El género se refuerza con la consolidación de los videoclips en la cultura musical y con la llegada de la cadena televisiva MTV en 1980, la cual colabora en definir una estética visual y al mismo tiempo funciona como medio audiovisual publicitario. A diferencia de las dos primeras décadas de la aparición de este género en Latinoamérica, en esta década el Rock and Roll y su subgénero Punk Rock tendrá más difusión, ya sea por los medios audiovisuales, por tener más herramientas, o porque se ha vuelto contestatario, escandaloso en cuanto a su estética (vestimenta, peinado, actitud) y polémico. El subgénero Punk Rock trae una nueva ideología, y ha quedado atrás el pacifismo, la sicodelia y el “hipismo” de los 60 y 70, del Punk Rock ha surgido el New Wave, y los sonidos de los sintetizadores comienzan a inundar la música. El New Wave (Nueva Ola) y el Post Punk latino son denominaciones que se les fueron dando con el paso del tiempo, tendencias musicales que desde mi punto de vista predominarán junto al Pop en el terreno latinoamericano durante la década de los 80. Apreciaremos una interesante mezcla de Rock and Roll con fusión de ritmos bailables latinoamericanos y tradicionales. Al mismo tiempo, estos nuevos géneros usarán la tecnología, serán contemporáneos, vanguardistas y lo más importante para nosotros, traerán mensajes en las letras de las canciones enmarcadas en las problemáticas de la época. Esta generación sustituirá el virtuosismo musical de las décadas anteriores por una especie de humildad y sensibilidad, social y humana. Al convertirse estas tendencias en infalibles estrategias de comunicación masiva para los jóvenes, se convierten en una industria capaz de comprar y vender. Es entonces cuando las disqueras internacionales empiezan a apoyar al movimiento latinoamericano, es aquí donde muchas de estas bandas latinoamericanas ven su oportunidad y aprovechan para salir del Underground y proyectarse por toda Latinoamérica. Una de las primeras en hacerlo fue Soda Stereo desde Argentina. Otras bandas prefirieron no marquetizarse y permanecer en la cultura Underground. Es el caso de Sumo, de Argentina también. En Venezuela sucederá algo parecido con Sentimiento Muerto y La Seguridad Nacional, los primeros deciden proyectarse desde sus inicios mientras que los segundos, a pesar de tener más trayectoria, deciden continuar en el Underground hasta el inicio de la primera mitad de los 90.

A mediados de los 80 aparecen disqueras como la BMG Auriola, que editaba compilados de agrupaciones mexicanas, argentinas y españolas, y que además fue la responsable de la creación, con fines publicitarios, de la frase “Rock en tu idioma” en 1986. Más adelante surgen también nombres como “Rock con ñ”, “Rock en español” y “Rock iberoamericano”, este último para incluir a países de habla hispana que no fuesen latinoamericanos, como es el caso de España y Brasil, así como también a las agrupaciones latinoamericanas que cantaban y que cantan en inglés. Estos nombres han sido utilizados por diversas emisoras radiales y cadenas televisivas desde su aparición en toda Latinoamérica, pero no representan ni definen al movimiento como tal. Solo lo usamos como una referencia para ubicarnos en el tiempo y el espacio. Desde mi punto de vista el término “Rock latino” es el que prevalece en el tiempo y probablemente el menos usado para fines publicitarios, parece hacer más referencia a la mezcla o la fusión de sonidos autóctonos con los nuevos, que a un idioma o a una ubicación geográfica como tal. Sin embargo se siguen utilizando las diversas denominaciones dentro de ámbitos radiales o publicitarios, dependiendo de los gustos, el estilo o la ubicación.

A principios de los 80 Venezuela sufría una crisis en cuanto al género del Rock and Roll y aunque no carecían de representantes del mismo, puesto que había vestigios del Rock de los 60 y 70 y estaban presentes el Heavy Metal y el Hard Rock, que ya habían hecho de las suyas en los 70, pero igual perdían seguidores y perdían fuerza como movimiento. Lo que se escuchaba era la Balada Pop, la Salsa, el Jazz, el Jazz Fusión y el Pop en general. Al mismo tiempo, una cultura musical y juvenil casi clandestina se reunía en bares no muy conocidos para ver tocar a La Seguridad Nacional, buscando nuevos espacios y cosas nuevas que escuchar. Jóvenes que escuchaban The Cure, The Clash, Joy Division, The Sex Pistols, Siouxsies and The Banshees, etc. Agrupaciones de Punk y New Wave que se habían ido colando en el repertorio juvenil venezolano y del cual todavía no existía representación autóctona. Mientras todo eso ocurría unos adolescentes estudiantes de bachillerato utilizaban los espacios de su colegio para ensayar en una banda que llamaron Dead Feeling, y de donde resultó la primera manifestación cercana al Punk Rock venezolano, aunque algunos de ellos afirman que lo que querían tocar era salsa. Más adelante ellos mismos reconocerían la influencia musical de The Cure, The Sex Pistols y Siouxisies and The Banshees. Dead Feeling traducido al español como Sentimiento Muerto, al dejar los escenarios del colegio y enmarcarse en los escenarios nacionales, logran iniciar una gran carrera artística que influencia a todo un movimiento musical y artístico dentro del país, movimiento que ve continuidad hasta nuestros días.

Luego de hacer un breve recorrido por la historia y el imaginario del Rock and Roll y el Punk Rock venezolano, este trabajo de investigación tiene como objetivo principal estudiar el discurso de las letras de las canciones de la banda Sentimiento Muerto, determinar su imaginario y el del movimiento musical en el que se vieron inmersos, al mismo tiempo que trataremos de enmarcarles dentro de la historia musical, política y social venezolana.

Capitulo I – La Cultura Basura

 

Capítulo I – La cultura basura                                      

                                                                           

                                                                              “¿Dónde está ese pase especial,

para salir del subsuelo?”

 “Doble vida”

                                                                                   Doble Vida (1988)

 Soda Stereo

 

A. – El Rock and Roll latinoamericano

Una vez que el Rock and Roll se ha fusionado musicalmente con los ritmos latinos tradicionales de todo el continente como el Mambo, el Cha, Cha,Cha, el Merengue  y el Calipso, será en la década de los 80 que comenzaremos a escuchar interesantes letras que reflejan la realidad latinoamericana. En los 60 y 70 existieron manifestaciones de Rock and Roll latinoamericano, pero en casi toda Latinoamérica eran versiones en español de las bandas anglosajonas o europeas. En Venezuela, por ejemplo, fueron famosas las versiones en español de Los 007 con “The last kiss” traducida como “El último beso” una canción compuesta por Wayne Cochran e intespretada por Frank Wilson and The Cavaliers en 1964, Los Darts con “Tu la vas a perder” (1966) de The Beatles y Los Impala con “I saw her standing here” traducida como “La vi parada ahí” del mismo año, también de The Beatles.

Al revisar la llegada del Rock and Roll a cada uno de los países latinoamericanos por separado nos damos cuenta de que luego de dos décadas y todo un proceso de mestizaje, fusión musical, reacomodación de ideologías y procesos políticos, es en la década de los 80 cuando por fin podemos hablar de un Rock latinoamericano con identidad propia en cuanto a su discurso. Una canción que podría recoger el espíritu y la identidad de lo que es el Rock latino a principios de los 80 podría ser “We are Sudamerican Rockers” de la agrupación chilena Los Prisioneros de su disco La cultura basura (1987). Disco que sale en el último trimestre de la dictadura de Pinochet en Chile y se convierte en un hit que le da la vuelta a casi toda Latinoamérica:

Son hermosos ruidos que salen de las tiendas\ atraviesan a la gente y les mueven  los pies\ baterías marchantes, guitarras afiladas\ voces escépticas que cantan de política\ no te asustes es mejor que te boten\ hoy no has llegado a tu trabajar\  no atiendas el teléfono atiende los golpes\ decimos lo que sabes, pero sabemos cómo hablar\  ves como el Rock and Roll pura música basura\ un poco transformada para que suene igual \pintamos el mono pero nos da lo mismo\ plagiando y copiando como todos los demás\ ¡Elvis sacúdete en tu cripta! \we are sudamerican rockers\ nous sommos rockers sudamericaine\ No nos acompleja revolver los estilos\mientras huelan a gringo y se puedan bailar… (1987).

En Latinoamérica los jóvenes no serían tan libres de hacer, decir o expresarse en sus letras  como podían hacerlo los jóvenes de Estados Unidos o Europa debido a que en comparación a estos países, el incumplimiento de los derechos humanos, la exposición a gobiernos totalitarios, las  dictaduras, la existencia de tanta desigualdad social y  el abuso de poder, entre otras cosas, dificultarían la libertad de expresión y las manifestaciones artísticas más radicales y contemporáneas en Latinoamérica,  asumidas como formas de subversión o atentados contra la moral y las buenas costumbres. Así que dependiendo de su situación política el Rock and Roll fue adquiriendo diferentes características en cada país.

El Rock and Roll en Latinoamérica o “Rock Latino” encontrará a su paso  guerras civiles, gobiernos totalitarios, dictaduras, miseria, pobreza, hambre, corrupción gubernamental e injusticias de todo índole social, al mismo tiempo que será censurado, rechazado y reprimido como movimiento cultural y musical emergente en países como  Perú, Argentina, Chile, Venezuela y México. En muchos de los casos terminaría convirtiéndose en un género musical que denuncia, rechaza limitaciones e injusticias, refleja ideologías, es contestatario y al mismo tiempo es testimonio y espejo de los sistemas y las sociedades latinoamericanas. Sería interesante ver cómo cada país refleja sus propias vivencias en las letras. Al revisar la historia del Rock and Roll en algunos países latinoamericanos por separado, pude conocer que en Perú por ejemplo, la dictadura antiimperialista de 1968 lo considera un medio de “Alienación Juvenil” y prohíbe entre otras cosas “Los Matinales” o recitales. En México es apoyado y aceptado desde el principio por medios audiovisuales, acogido como la nueva moda, pero luego de que en el “Festival Rock y Ruedas de Avandaro” (1971) que estaba siendo transmitido en vivo por la radio, un integrante del grupo Peace and Love gritó: “¡El que no cante Chinga a su madre!”, el presidente de turno suspendió las transmisiones radiales. Inmediatamente en este país los medios audiovisuales le cerraron las puertas al movimiento musical y comienza el movimiento a convertirse en una contracultura. Esto esta relatado en la sección “Festivales” de la revista electrónica Leditorial (2010). Curiosamente, si revisamos el momento político e histórico que vivía Venezuela en el momento de la llegada del Rock and Roll, nos daremos cuenta de que en este caso el género musical se encuentra con una recién nacida democracia al inicio de los 60. A principios de los ochenta el Rock en nuestro país no se confrontaría con ninguna dictadura ni con ninguna guerra, como fue el caso de Chile y Argentina, sino con, desde el punto de vista de los jóvenes, una democracia corrompida, una sociedad de valores falsos, falta de cultura y educación. Esto se reflejará en las letras de las canciones pertenecientes al género en cuestión a partir de la década de los 80. Sin embargo, el caso más interesante y representativo de lo antes dicho es el caso de Argentina, en la actualidad el mayor exponente del Rock latinoamericano.

En 1976 comienza una dictadura cívico- militar en Argentina denominada “Proceso de Reorganización Nacional”, y mejor conocida en la historia como “El Proceso”. Esta fue una de las dictaduras más sangrientas en toda Latinoamérica. Duraría seis años y estaría llena de desapariciones de personas, tráfico y desaparición de los recién nacidos que nacían en cautiverio, racismo, torturas, persecuciones, asesinatos, etc. El gobierno militar argentino comienza un proceso de censura que abarca todos los medios, prensa, radio, televisión, personas y por supuesto músicos. Entre muchos de los que fueron censurados podemos mencionar a Mercedes Sosa y León Gieco, a quienes se les quitó el derecho a vender sus álbumes y a radiar sus canciones. A pesar de tanta represión, el movimiento musical argentino apela a las metáforas, la ironía y otros artificios en sus letras para poder expresarse, sobre todo en los recitales.

En varios artículos del diario argentino “La Nación” y en algunas monografías nos pudimos enterar que en 1982, ya en la decadencia de la dictadura, empieza la Guerra de Las Malvinas y el régimen militar inicia una suerte de discriminación contra el movimiento musical, debido a que la música que oían y la cultura musical que seguían estos jóvenes provenía de los países enemigos (Gran Bretaña y Estados Unidos). El régimen militar comienza a referirse a estos jóvenes como “Enemigos Internos”. En este año el régimen prohíbe y erradica por completo toda la música en inglés que se escucha en el país. Esta medida incluía por supuesto la distribución y la eliminación de dicha música de las emisoras radiales. La medida trae como consecuencia que en Argentina el Rock en español dejara de formar parte de la contracultura o Underground y pasara a formar parte de la cultura y la música popular del país, debido a que las emisoras empiezan a considerar la producción nacional para tener algo que transmitir. La consecuencia más importante es que los músicos de Rock argentino comenzaron a escribir en su lengua y que los medios de comunicación los empezaron a tomar en cuenta.

La guerra de Las Malvinas dejó grandes huellas en el imaginario del Rock argentino. A continuación se muestran algunos fragmentos de canciones que reflejan el sufrimiento padecido.

No bombardeen Buenos Aires

No nos podremos defender

Los pibes del barrio se escondieron

En los caños

(…)

Por las rancias cunas de poder

Cunas de poder

“No Bombardeen Buenos Aires”

Yendo de la Cama al Living (1982).

Charly García.

Al año siguiente Charly García edita el disco “Clics Modernos” donde aparece la canción “Los Dinosaurios”:

Los amigos del barrio, pueden desaparecer

Los cantores de radio, pueden desaparecer

Los que están en los diarios

Pueden desaparecer

La persona que amas

Puede desaparecer

Los que están en el aire

Pueden desaparecer en el aire

Los que están en la calle

Pueden desaparecer en la calle

Cuando el mundo tira para abajo

Es mejor no estar atado a nada

Imaginen a los dinosaurios en la cama

“Los Dinosaurios”

Clics Modernos (1983)

Charly García.

Esta canción hace alusión a las desapariciones de personas, lo cual significó uno de los miedos más grandes de los ciudadanos argentinos durante la dictadura. Los dinosaurios no son otra cosa que una metáfora que se refiere a los militares. Más adelante, ya en los noventa, Andrés Calamaro en una canción de amor llamada “Crímenes Perfectos” de su disco Alta Suciedad (1997) dice:

Me parece que soy de la quinta que vio el mundial 78

Me tocó crecer viendo a mí alrededor

Paranoia y dolor

La moneda calló por el lado de la soledad.

“Crímenes Perfectos”

Alta Suciedad (1997)

Andrés Calamaro

Es así como a través de esta medida, contradictoriamente, el Rock argentino se ve favorecido. En 1983 cae la dictadura en Argentina, los músicos exiliados regresan, se restituye la democracia y la libertad de expresión en el país, el movimiento del Rock and Roll queda fortalecido y listo para influenciar al resto de Latinoamérica con sus canciones de Rock en español, incluyendo a Venezuela. Como los compositores más representativos de Argentina y Latinoamérica nacidos de esta corriente musical podemos mencionar, entre muchos, a Luis Alberto Spinetta (Almendra, Pescado Rabioso, Spinetta Jade), Charly García (Serú Girán, Sui Géneris, La Máquina de Hacer Pájaros), Fito Páez (La Trova Rosarina), Luca Prodan (Sumo), Andrés Calamaro (Los Abuelos de la Nada, Los Rodríguez) y Gustavo Cerati (Soda Stereo) todos compositores y con el tiempo, interpretes de Rock solistas.

Es importante mencionar que la mayoría de los trabajos de investigación, trabajos literarios y publicaciones de textos que se han hecho en el ámbito del Rock en español y específicamente latinoamericano, se han realizado en Argentina. Desde la década de los 90 comienzan a aparecer las biografías, novelas, trabajos de investigación y libros sobre los rockeros y el Rock argentino. Podemos mencionar la biografía de Charly García No digas nada (1997) escrita por Sergio Marchi, conocido biógrafo y periodista del Rock argentino, que se reeditada en el 2007. Sergio Marchi también escribe Pappo el hombre suburbano (2011) Editorial Planeta; una biografía sobre Norberto Napolitano, un guitarrista emblemático del Rock argentino de los 70. Sobre “Pappo” encontraremos también otras biografías de diversos autores.   El fabuloso mundo del Rock (2010) de Andres Cascioli, editorial EV&R, un libro que recoge caricaturas de bandas de todo el mundo. El grito del final (1994) por Marcos Millet, editorial Magendra que trata sobre la vida de Luca Prodan, el líder de la legendaria banda de Punk argentino Sumo. Sobre Luca se encontrarán muchas publicaciones entre ellas Un ciego guiando a los ciegos (1993) Editora AC por Carlos Polimeni. Sobre Sumo podemos mencionar a Luces calientes-con Sumo por Buenos Aíres (2008) por Damian Damore, Editorial Nabuko. Sobre Luis Alberto Spinetta podemos mencionar Tichér de luz (Una guía spinnettiana) (2010) por Miguel Angel Dente, ediciones Disconario y de este mismo autor Rock en papel. Bibliografía critica de la producción académica sobre el rock Argentino (2010) también de ediciones Disconario. Sobre Soda Stereo encontraremos Soda Stereo diario de gira (2009) por Marcelo Fernández Bitar, editorial Sudamericana, quien también escribió Historia del rock en Argentina (1997) editorial Distal y Libro de fotos: Soda Stereo 82-97 (2007) Editorial Sudamericana. Como libros referentes a la historia del Rock argentino podemos mencionar: Una enciclopedia: Historia del rock- La Nación (1993) por Ginsberg M, Editorial Sudamericana Montevideo y 25 años de rock argentino (1992) editado por talleres gráficos Craficsur del mismo autor. Esto solo por mencionar algunas publicaciones, porque es bastante amplia, común y arraigada en la cultura argentina la producción literaria sobre el tema.

Sobre el Rock venezolano creo ya haber mencionado que existen pocos libros, entre ellos 40 años haciéndonos daño (2005), sobre la vida de Alfredo Escalante en conversación con José Tomás Angola Heredia; la biografía de este locutor quien ha documentado a los oyentes de Rock and Roll e investigado sobre el Rock venezolano durante varias décadas, editado por la Fundación Nuevas Bandas. Tres ediciones de  Las crónicas del rock fabricado acá 60-70 (1998) de Félix Allueva, y El rock en Venezuela (2004) de Gregorio Montiel Cupello, editado por La Fundación Biggot, que conforman  probablemente  las tres publicaciones más importantes sobre el Rock venezolano, y que  fueron consultadas para este trabajo de investigación. Existen otras publicaciones más ligadas al ámbito de la radiodifusión, al género ensayístico y al novelístico, como es el caso de la novela D. Ejercicio narrativo (1981) de José Balza publicada por Monte Ávila Editores y también la novela Pin Pan Pun (1998) del periodista, músico y Dj Alejandro Rebolledo, edición de Libros Urbe. También una biografía sobre la agrupación Zapato 3 llamada  Zapato3: Una fantástica historia de amor y aventura (1998) reeditada un poco despues de la realizacion de esta tesis, para el reencuentro y la gira de la agrupacion Zapato 3 llamada La Ultima Cruzada y que se inicia en el 2012, escrita por Eugenio Miranda y publicada por el Fondo Editorial Letras. Publicaciones ligadas al acaecer periodístico y noticioso, revistas musicales como La Dosis actualmente en circulación, dirigida por el periodista Juan Carlos Vallestas y la Fundación Nuevas Bandas.

No son comunes los análisis de canciones en el ámbito de agrupaciones del Rock and Roll en español, pero en este trabajo de investigación trataremos de analizar desde un punto de vista histórico, poético, literario y social las canciones de la agrupación venezolana Sentimiento Muerto (1981-1993) enmarcada dentro del ámbito del Post Punk latinoamericano, siendo este el primer trabajo de índole académico, que sepamos, se hace sobre la banda.

A.1.- El Rock and Roll en Venezuela

Podemos encontrar un gran antecedente de lo que pasó con la música y el Rock and Roll en los años 60 y 70 en las Crónicas del rock fabricado acá 60 y 70 (1998) del cronista Félix Allueva y también en El rock en Venezuela (2004) de Gregorio Montiel Cupello y en ellos se puede vislumbrar un inicio de lo que ocurrió y va a ocurrir en la década de los 80.  Pero a partir de la segunda mitad de los 80 son muy escasas las publicaciones y trabajos de investigación que nos ayuden a reconstruir la historia con más detalle.

Aqui falta texto (consultar tesis, rock en Venezuela 60 y 70)

B.-   Los 80, New Wave y Punk Rock en Venezuela

En Crónicas del rock fabricado acá también pudimos conocer que en 1980 aparece Paul Gillman que se proyecta desde Valencia e inicia una protesta en contra del Disco Music y lo que se escucha en el momento en el país. Muy pronto formaría una banda de Heavy Metal llamada Power Age que tendría amplia aceptación, y Valencia se convertiría en la capital del Rock en aquel entonces. En 1980 había una cultura muy sólida que apoyaba el Heavy Metal y estaba en desacuerdo con la cultura musical imperante. Después de Power Age nace Arkangel, igualmente liderizada por Paul Gillman. Muy pronto también nacería Resistencia, exponente del Heavy Metal por Caracas (213)

Fue  el locutor Alfredo Escalante quien a través de la radio y la difusión desplegaron el slogan “Rock Nacional” y “Rock  hecho en Venezuela”, los cuales desde mi punto de vista hacían alusión directa a las bandas exponentes de Heavy Metal y al movimiento que ellos generaron. Este auge de Heavy Metal duraría aproximadamente unos tres años. El movimiento comienza a decaer debido a conatos y hechos de violencia en los conciertos. Los conciertos comienzan a suspenderse, los medios retiran el apoyo y Radio Difusora Nacional comienza a apostar por el New Wave y las nuevas tendencias. El público pierde interés en este género y Cupello nos cuenta en El rock en Venezuela que hasta Paul Gillman se corta el pelo (117-120). Aquí muere el llamado “Rock Nacional” de esta época, y el Heavy Metal es desplazado en diversos ámbitos por el Punk, el New Wave, el Tecno Pop, el Ska y el Post Punk. La nueva generación y las tendencias musicales que dominaría la próxima década ya habían empezado a hacerse notar.

Algunos de los músicos que interpretaban Hard Rock y Heavy Metal evolucionan con las nuevas tendencias resultando imprescindibles para la transición, es el caso de algunos de los integrantes de Gas Light y Sky with Meditation, quienes se convertirían en la década de los 80 en las agrupaciones La Misma Gente y La Seguridad Nacional, músicos que venían tocando desde la década de los 60 y 70.

La Misma Gente venía tocando desde 1963 dentro del ámbito del Hard Rock. En los 80 hicieron algo que llamaron “La Canción Urbana”, canciones que contaban historias de la cotidianidad. Aquí se escribe a principios de los 80 “Lluvia”, una canción icónica que sería apreciada, cantada y versionada por los venezolanos durante toda la década. La Misma Gente fue probablemente, la primera banda en tener letras propias a principios de los 80. Entre sus canciones podemos mencionar también “Luz de Media Noche”, “Pobre Diablo” y “América”. También se aparecería a Pedro Pérez, abriendo paso al New Wave y con una interesante propuesta de sintetizadores dándose a conocer bajo las iniciales de PP’S o Pedro Pérez Show.

Por otro lado, la banda que sería el punto de partida, el inicio de una contracultura y una gran influencia para la generación Rock de los 80 es La Seguridad Nacional. Estuvo integrada por Abraham García, mejor conocido como Cangrejo (Batería y Voz), Juan Bautista López, o Yatu (Guitarra y Voz), y Gustavo Corma, ex integrante de Sky Whith Meditation (Bajo). La Seguridad Nacional era una agrupación catalogada como Hardcore, desde mi perspectiva también con una ideología Punk y una composición musical con voces y estilo muy particulares. En la época de los 80 no estuvieron interesados en grabar discos. Su primer y único disco llamado Documento de Actitud sale a la venta en 1991. Sus letras estaban enmarcadas en el mundo de las drogas, la decadencia, vivencias callejeras y cierta rebeldía ante las convenciones sociales, fuertes críticas y rechazo total a los convencionalismos sociales y al Mainstream o corriente musical principal que cuenta con el apoyo de los medios de comunicación. Dentro de esta agrupación se escribieron temas que serían interpretados y grabados por bandas de los 80 y 90, como por ejemplo “Vampiro” y “Uñas asesinas”, popularizadas en los 90 por la agrupación Zapato 3. Es esta la agrupación que escogerá una nueva generación como influencia directa, se convertirán así en una especie de mentores para agrupaciones como Motín Urbano, El 4to Reich, La ladilla de Caracas, y Zapato 3, entre otras.. Y en especial Abraham García, o Cangrejo (baterista de La Seguridad Nacional) se convertiría en una figura importante para Sentimiento Muerto.

 Más abajo anexo un documento que circula por la internet como un “Manifiesto de La Seguridad Nacional:

Manifiesto 1

Manifiesto de La Seguridad Nacional (1986).

Podemos notar en este documento por donde irá la ideología de la generación de los 80. Ya por el aspecto del mismo notamos una transgresión de la estética, la disposición y el espacio, el cual sin lugar a dudas sería transgredido e intervenido artísticamente con la irrupción de esta nueva tendencia musical. El documento está diciendo por sí solo que no les interesan las apariencias ni el orden establecido. La ideología va en contra del consumismo de aquel entonces, el discurso es anti- político y no creen lo que la sociedad les quiere hacer creer. Esta generación buscará la sinceridad. Serán quienes sienten que deben ser y harán la música que sienten que quieren hacer, sin importar ningún esquema.

B.1- Venezuela, política, música, represión y “Toque de Queda” en los 80

La década se inicia bajo la presidencia de Luis Herrera Campins (1979-1984), período que se destaca por la construcción de importantes obras arquitectónicas, entre ellas el Metro de Caracas y el Teatro Teresa Carreño. Durante este período el precio del petróleo aumenta a niveles nunca antes vistos en el país, al mismo tiempo que aumenta la deuda externa que fue contraída en el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-1979). Esto conlleva a la devaluación del bolívar y al famoso “Viernes Negro” en febrero de 1983, en el cual se disparan los precios de todos los productos importados debido a la devaluación del bolívar frente al dólar. Luis Herrera Campins es sucedido por Jaime Luisinchi (1984-1988), período en el cual la deuda externa no pudo ser solventada y continúa en aumento. En este gobierno se construye una parte de la carretera oriente del país y se construye otro tramo del Metro de Caracas, entre otras obras. Jaime Lusinchi tiene que lidiar con los problemas que arrastra el Banco Central de Venezuela como consecuencia de los gastos públicos y la deuda externa del gobierno anterior. Este período presidencial es conocido también por conflictos de orden moral debido al romance de Jaime Lusinchi con su secretaria Blanca Ibáñez y por hechos de corrupción vinculados a los dos. Por último, la década finaliza con el mandato de Carlos Andrés Pérez (1988- 1992), período en el que ocurre el Caracazo en 1989 y dos intentonas fallidas de golpe de estado en 1992. En este período sigue en aumento la deuda externa y los hechos de corrupción. El presidente Carlos Andrés Pérez es destituido por la Corte Suprema de Justicia en 1993.

La primera mitad de la década de los ochenta en nuestro país es conocida como la época de mayor riqueza en todos los ámbitos, debido a que la producción del petróleo generó más divisas y ganancias al país. El dólar hasta mediados de los ochenta fue sumamente accesible para gran parte de la población venezolana. Fue la década de los viajes al exterior, de la compra de bienes, de las inversiones en el exterior, de la extranjerización, de la llegada de McDonald y miles de transnacionales que venían a invertir en Venezuela. En líneas generales, Venezuela estaba tratando de imitar el sistema capitalista de otros países desarrollados, siendo esta la época de mayor poder adquisitivo para el venezolano. Sin embargo, gran parte de la población perteneciente a clases más bajas no se encontraba satisfecha, pues esta abundancia no tenía nada que ver con ellos, la pobreza seguía creciendo en los cerros de Caracas, donde las personas de bajos recursos construían y siguen construyendo viviendas improvisadas, peligrosas e inestables.

La mayoría de los simpatizantes y los militantes del actual gobierno, al hablar de lo que ellos llaman “La Cuarta República” (término utilizado por historiadores contemporáneos), para referirse a la década de los 80 e incluso años anteriores, sostienen que en los 80 el sector pobre y el sector de clase media baja del país estaban totalmente desatendidos por los entes gubernamentales, y que quienes tenían monopolizada la riqueza del país y disfrutaban de la abundancia eran los sectores allegados al partido político AD (Acción Democrática), al cual pertenecían los respectivos dirigentes, diputados y ministros de la nación, y en menor medida a su contraparte al partido político Copei. Debido a la cantidad de dinero que estaba produciendo el país se generan en esta época grandes hechos de corrupción directamente ligados a los entes gubernamentales, a sus integrantes, a los funcionarios públicos y allegados. Tenemos el caso de Blanca Ibáñez (la secretaria de Jaime Lusinchi). Se dice que compró muchas propiedades en el exterior con dinero de la nación, a Vinicio Carrera, un ministro que robó una fortuna y salió huyendo del país. Y el caso más sonado, el juicio por corrupción que enfrentó el mismo presidente de la república Carlos Andrés Pérez, solo por mencionar algunos de los casos. En esta fachada de país perfecto se estaba gestando un fuerte conflicto social que estaba siendo contenido, reprimido y escondido detrás de las apariencias, pero que permanecía latente. Es en esta década donde se empieza a notar de forma palpable y clara la fuerte división social o división de clases en el país, debido a que una parte de la población era sumamente adinerada y otra simplemente no. Al parecer las oportunidades no eran las mismas para todos.

El gobierno de Jaime Lusinchi se destacó por utilizar fuertes mecanismos de represión y mantener a la Guardia Nacional en la calle. En este gobierno se crean fuertes estrategias policiales de represión para contener protestas, ideas, quejas y cualquier tipo de manifestación que atentaran contra la moral, o lo que el gobierno había establecido como orden público. El documental “Pégale Candela” (2005) de Alejandra Szeplaki, describe la lucha estudiantil de aquel entonces, pero también nos muestra lo que estaba ocurriendo en el país con la política, con los jóvenes y con los sistemas de represión. En el documental “Pégale Candela” Freddy Bernal, quien ya ejercía sus funciones policiales en aquel entonces, opina: “El Estado tenía que demostrar que él era el que tenía la fuerza, que él era realmente el Estado y la policía era el primer instrumento para demostrar que el Estado no iba a permitir ningún bochinche de ningún tipo”. Juan Antonio Hernández (académico) también nos cuenta:

En los años 80 comienzan a profesionalizarse equipos élites de la Policía Metropolitana, recuerdo que el primer equipo que sacaron fue el grupo ‘El Táctico’ de la PM… Combatían los disturbios aquí en el 23 de enero con helicóptero, utilizaban M-16, vestían de caqui y acostumbraban a aterrizar el helicóptero en el área de la azotea de los edificios… Aquí no hay recuerdo de lo que era la represión del Estado, de lo que eran los medios policiales, la PM…

Juan Antonio Hernández (Académico)

 Documental “Pégale Candela” (2005)

De Alejandra Szeplaki

Son los estudiantes (encapuchados), tanto liceístas como universitarios,  los únicos que se atrevían a hacer protestas  por los derechos de los jóvenes y estudiantes en estos tiempos, y estas protestas casi siempre terminaban en violentos enfrentamientos con la Guardia Nacional que dejaban terribles saldos de muertos y heridos. En este mismo documental y en los periódicos de la época se dice que el saldo oficial de estudiantes muertos en las protestas de esta década es de 50, pero algunos profesores y estudiantes de la época piensan que fueron muchos más. Los estudiantes muertos en las protestas son un tema que también sensibilizará y preocupará al movimiento del Punk Rock venezolano. Del resto nadie se atrevía a protestar durante el gobierno de Jaime Lusinchi. Cuando ocurría alguna manifestación de asistencia masiva el gobierno también aprovechaba para declarar “Toque de Queda” y suspender las garantías constitucionales por el tiempo que fuera necesario. En el documental “Pégale Candela” (2005) de Alejandra Zseplaski se habla de un “Estado de Sitio”, es posible que en otros medios también se hable de “Estado de Sitio” en vez de “Toque de Queda” en el cual quedan suspendidas todas las actividades laborales y comerciales, y el ciudadano no debe ni tiene razones para salir de la casa. Aunque no se trate de medidas similares, al igual que en el “Estado de Sitio” en el “Toque de Queda”, el ciudadano pierde sus derechos constitucionales y queda expuesto a sufrir cualquier abuso o violación de sus derechos en la calle. El “Toque de Queda” sembraba el terror entre los ciudadanos y de esta manera le era fácil al estado tener el dominio sobre las masas y evitar cualquier reclamo o alteración pública que no les fuera conveniente.

En este mismo documental el sicólogo Andrés Antillano también nos cuenta: “Hay un desespero porque se ha perdido la promesa de una vida mejor por medio del aparato educativo”. Y Fernando Pinto (Medios Alternativos ANMCLA) nos dice:

     La política se había vuelto totalmente ajena, la capacidad de la política de influir en la sociedad se había vuelto totalmente ajena… Ese status controlaba la vida social y ya no necesitaba a la gente para construir nada… Había un problema con la participación política, el problema radicaba en que la juventud tenía problemas en encontrar espacios de participación…

                                                                 Fernando Pinto (Medios Alternativos ANMCLA)

  Documental “Pégale Candela” (2005)

De Alejandra Zsplaki

Mientras tanto, la televisión mostraba a Venezuela como un país rico, como el ejemplo a seguir para Latinoamérica, donde existía igualdad social, y donde todo era sencillamente perfecto. Los medios no reflejaban la realidad social de la época, la televisión había sido inundada por concursos de belleza, novelas, propagandas de tarjetas de créditos, líneas aéreas, publicidad de todo tipo, pero poca información acerca de las realidades más inmediatas y las necesidades del país, lo cual parecía colaborar a acortar la visión crítica del venezolano, no digo que la acortaba porque habrían quienes preferirían no ver televisión o simplemente la veían conscientes de la problemática. Si hacemos un poco de memoria recordaremos que cuando el estallido social del Caracazo (1989), durante muchas horas la televisión no respondió al conflicto, indicando que en el país “todo transcurría en total normalidad”.  Mucho de esto quedará reflejado en la música, sobre todo Rock o Punk Rock de la época, movimiento que irrumpe en la década como una contracultura y que será asediado también por los organismos policiales, mas por su apariencia y por sus conciertos que por las letras de sus canciones.

La década de los 80 en nuestro país también se ve marcada por la presencia de músicos solistas que interpretaban el género musical Pop, Balada Pop y Romántica. El 3 de diciembre de 1974 Carlos Andrés Pérez había dictado la ley 1×1 decreto 598 publicado en Gaceta Oficial para proteger la producción musical venezolana y para la producción radial. Sobre esto Alfredo Escalante nos cuenta en 40 años haciéndonos daño:

 La idea inicialmente fue colocar un tema extranjero, un tema de música criolla, y un tema de música pop venezolana. Por supuesto, el Rock muchas gracias… Las emisoras se escaparon de ese decreto porque armaban a las 4 de la mañana programas en donde ponían toda la cuota del día de música folklórica (48).

Según cuenta Berta Brito en su artículo “1×1 Escaramuza De Una Batalla Perdida”, es Jaime Lusinchi quien el 28 de octubre de 1985 la decreta nuevamente, y a través de la sanción de algunas radios por no cumplir con el decreto, vela y hace posible su cumplimiento (36). La ley 1×1 establecía que: “Las estaciones de radio venezolanas están obligadas a incluir en sus programas musicales diarios un 50 por ciento, como mínimo, folklórica, típica o popular (incluyendo en este ultimo género todo tipo de música como Rock, Salsa y otras, producidas en el país)”. Es posible que la problemática radial con este género se diera a nivel latinoamericano, si bien la fecha de este decreto no coincide exactamente con la problemática de los compositores y la dictadura en Argentina (1982-83), son fechas cercanas. La ley se crea antes que en Argentina (1974) pero se cumple después (1985). No encontramos rastros o bibliografía que nos asegure que exista una relación entre estos decretos, habría que investigarlo más a fondo, solo tenemos una sospecha. Pero esta medida en Venezuela, como era de esperar, favorece a todos los músicos y compositores dentro del país, debido a que comienzan a ser tomados en cuenta por casi todas las emisoras de radio, y a que los empresarios salen a buscar talento venezolano en las calles. Surge aquí la disquera Sonorodven que alcanzaría grandes éxitos con artistas como Ricardo Montaner, Karina y Melissa y que se convierte, en esta década, en el sello discográfico más importante del país, un poco después surge Sonográfica. También se hacen notar por fin, gracias a la apertura del negocio discográfico y a la nueva ley radial, diversos compositores de música romántica, Pop y Balada Pop que venían haciendo música desde los comienzos del Rock and Roll en el país. Podemos mencionar a Ilan Chester, Guillermo Carrasco, Colina, Evio Di Marzo y Yordano. Ya se escuchaban en Venezuela gran cantidad de tendencias musicales venidas del exterior, comercializadas en las primeras tiendas de discos y otras más rebuscadas traídas personalmente por los jóvenes venezolanos que viajaban al exterior. Bandas como The Cure, The Clash, The Sex Pistols, Joy Division, y otras venidas de otras partes de Latinoamérica y España como Hombres G, Mecano, Miguel Ríos, Miguel Mateos, Charly García, Fito Páez, Los Prisioneros, La Unión, entre otros, fueron haciendo su aparición en el país con el transcurrir de la década. También Las tendencias New Wave comienzan a escucharse en las primeras minitecas, podemos mencionar a La Caracas 750, La New York New York, Bettelgeuse, la Spit formada por algunos de los integrantes de Sentimiento Muerto entre ellos Pablo Dagnino, Alberto Cabello, el locutor y comediante Luis Chataing y Ricardo Gil. También “Aseo Urbano” formada por algunos integrantes de Desorden Público.  Pero el Rock and Roll parecía haberse perdido en el país y una parte o minoría de los jóvenes se encontraban insatisfechos. Hacía falta otro tipo de música que reflejara la realidad circundante. Al igual que en la televisión, la realidad política- social que estaba viviendo el país no estaba siendo reflejada en la música de la época.

El Punk Rock ya tenía adeptos, pero este género musical aun no se hacía en el país. El subgénero musical Punk Rock ya había hecho su aparición a finales de los 70 en otros países, en especial con la banda The Sex Pistols (1975) y más adelante con The Clash (1976).

En el programa De.Generaciones sobre “El Punk en Venezuela”, transmitido por el desaparecido canal Puma TV en el año 2003, Abraham García (Cangrejo) nos dice: “El Rock and Roll en Venezuela y en Caracas siempre fue sifrino, siempre fue del este y siempre fue de gente con dinero” y Omer Breton (diseñador y estilista del mundo del Rock y del Punk caraqueño) complementa: “El Punk Rock aquí nace de la burguesía, no nace de la calle como nació en Inglaterra”. Esto se debe a que eran estos jóvenes los que podían comprar instrumentos, viajar y tener acceso a la información y a las nuevas tendencias. Con un poco de anterioridad a estas ideas Pablo Dagnino (cantante de Sentimiento Muerto) también había acotado: “Los espacios de la cultura emergen cuando ciertas necesidades básicas están satisfechas”. Esto nos lleva a pensar que dentro del país, hacer arte tiene sus limitaciones cuando las necesidades básicas no están cubiertas, en Inglaterra el proletariado puede vivir del seguro social.  Dagnino también piensa que el impacto del Punk en Venezuela en la década de los 80 se debe a que era una sociedad que estaba “borracha de petrodólares”, y que solo estaba pensando en comprarse la ropa y el carro nuevo, y dice: “Es el aspecto contestatario lo que impacta en esta sociedad”. Es aquí donde radica la importancia de las contraculturas y en especial de esta contracultura en Venezuela.

En 1980 en nuestro país, surge Sentimiento Muerto (1981-1993) influenciados por la ideología y la música Punk, con letras muy diferentes a lo que se había estado escuchado hasta ahora, convirtiéndose así en la voz de una parte de la juventud venezolana.  El ambiente musical predominante en este momento se disputaba entre la Salsa y el Jazz.  Sentimiento Muerto nace influenciado tanto por el Punk Rock como por la Salsa y La Fania All Star. La mezcla del Punk con los ritmos tropicales era algo que Sentimiento Muerto haría muy bien en toda su trayectoria. En el mismo programa sobre “El Punk en Venezuela”, Pablo Dagnino llama a este fenómeno musical “Tropicalización del Punk”. Suponemos que debido a esta tropicalización es que en principio Sentimiento Muerto podría definir su música como “Ritmo Rico”, pero a lo largo de la historia fue catalogada por los medios como género musical de “Post Punk Latino”.

Con la llegada de Sentimiento Muerto la contracultura del Underground venezolano se constituye definitivamente y surge lo que Allueva llamaría “La Primera Oleada Punk”. En donde se encontraban agrupaciones como El 4to Reich integrado por: Juan Ignacio Morasso, Alberto Montero, Angel Pineda, Guillermo Méndez, Luis Carrillo y Mauricio Cepeda. Sabotaje integrado por Mauricio Cepeda, Luis Poleo, Cayayo Troconis y, Bertoshe. Un Perfecto Extraño integrada por Sebastián Araujo, Alejandro Rebolledo y Pablo Estacio. M-16 integrada por Carlos Eduardo Troconis (Cayayo) y Wincho Schafer; Cero a la Izquierda por Cayayo Troconis, José Echezuría (Pingüino) y Manry Pérez; La Ladilla de Caracas liderizada por Buba (Un punk que aparentemente vive en la calle desde hace muchos años). Y continúa la lista; Motín Urbano con Fernando Batoni, Jaime Verdaguer, Beny Laguna, Horacio Blanco, Omar Santaella, Guillermo Ramos y Ricardo Flores. El Arte de la Locura con Diego Márquez, José Echezuría (Pingüino), Felipe Montemayor, y Sicosis Colectiva, Sucia Sugestion y Kaos. Podemos agregar a esta lista también a Venezuela Hardcore, Holocausto, Psh, Psh (banda de mujeres) y Bely Laguna. Debemos aclarar que muchas de estas agrupaciones surgen paralelamente a Sentimiento Muerto, como es el caso de Cero a la Izquierda donde se encontraban Carlos Eduardo Troconis y José Echezuría integrantes de Sentimiento Muerto y que surge en medio de un lapso donde aparentemente se había acabado Sentimiento Muerto. También surgen otras agrupaciones después del auge de Sentimiento. Estas fueron básicamente las agrupaciones que conformaban el panorama musical de los primeros años de la década de los 80, si se nos escapan nombres es por la falta de registro bibliográfico. Entre esta nueva generación se encontraba el futuro y el nuevo “Rock Nacional” y de donde saldrían los integrantes y lo que Gregorio Montiel Cupello denominó “La Trilogía” de bandas que él considera, marcarían el hito del Rock en Venezuela”.  Estaría conformada y sólidamente constituida en 1986 con; Desorden Público, Zapato 3 y Sentimiento Muerto. Aquí ya queda constituida la contracultura y el Underground venezolano que acunaría las letras de las que se hablará en este trabajo de investigación.

En 1989 ocurre el estallido social del Caracazo que se produce por un aumento en los precios de la gasolina y por la escasez y la desaparición de algunos productos pertenecientes a la cesta básica, hechos que conllevan a un aumento del pasaje en el transporte público, y por consiguiente a un paro, y luego a una paralización del transporte público. El resultado, el malestar general que había sido reprimido durante toda una década se manifestó en la ira de los sectores populares que salieron a la calle a saquear, a tener por la fuerza y la violencia todo lo que no podían comprar. La Guardia Nacional sale a la calle a reprimir el desorden, trayendo como consecuencia un saldo de muertes del cual no se conoce número preciso. Y así finaliza la década de los 80 en Venezuela, con una gran apertura en el ámbito musical y un estallido social. Para dar paso a un proceso de transformación política e ideológica que continúa en marcha.

C.- Imaginarios y Universos Temáticos en la música

Falta texto (consultar tesis).

Podemos entender que detrás de toda creación musical o textual se encuentra expuesto de forma evidente o no un imaginario, que al mismo tiempo es representación de la sociedad y del momento histórico en el que fue creado. Aun y cuando no se trate de un imaginario colectivo, podemos deducir que existirán imaginarios personales, que de algún modo representarán las ideas o el mundo de un autor y de una obra determinada.

Es de esperar que dentro de la música y sus discursos existan imaginarios. Intentaremos en este trabajo identificarlos primero dentro del contexto cultural y musical del Punk Rock y del Post Punk venezolano, para luego tratar de determinar el imaginario de una agrupación precursora de dicho movimiento dentro del país. Movimiento musical y artístico que se expresa, en principio, dentro del ámbito contracultural o Underground.

Pienso que en el ámbito musical se pueden formar comunidades y grupos de artistas que, a nuestro modo de ver, generarán nuevos imaginarios en cada comunidad. El contenido y el tema de dichos imaginarios dependerán del país, de su ubicación, situación política, social y cultural. A nivel musical, también se pueden crear nuevas representaciones, nuevos imaginarios culturales y colectivos que se convierten en movimientos que con el paso del tiempo podrían aportarle a nuestras sociedades nuevas ideas que van desde el lenguaje, la ideología, la estética, la música, hasta la forma de vestir. Ya en nuestros tiempos las potencias creadoras y artísticas abarcan tantas posibilidades que podrían ser infinitos los imaginarios existentes en el ámbito de la música y sus discursos. Cada agrupación, banda o artista, puede tener su propio imaginario o estar enmarcados dentro de un eje paradigmático y temático de menor a mayor magnitud y que finalmente, los enmarca dentro del contexto político, social y cultural de su país. Es lo que espero encontrar analizando las letras de la agrupación venezolana Sentimiento Muerto.

C.1- El Imaginario en las letras del Punk Rock venezolano

Creo que las figuras representativas del poder como gobiernos, reyes, reinas, presidentes, policías, ministros y curas, serán ampliamente cuestionadas en el ámbito del Punk Rock universal, así como cualquier figura pública, organización, sistema o institución que se considere estén cometiendo injusticias. En Venezuela pude notar que la corrupción, la figura policial, la Guardia Nacional en especial: Serán una constante en las letras de las canciones, un tema para criticar, para describir alguna arbitrariedad o abuso de poder, para exaltar o para denunciar alguna irregularidad. Como un ejemplo en principio tenemos el mismo nombre de la banda La Seguridad Nacional, tomado del organismo represivo que operaba como una policía secreta y que existió en Venezuela en la década de los 50 durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Esto se deberá en parte a que fueron en un momento de la historia acosados por estos organismos represivos. Aparecerán como un ente represor de los estudiantes que protestaban y de las expresiones artísticas de esta época. A continuación algunos ejemplos de la presencia de la figura policial en las letras del Rock venezolano:

Policías asesinos del futuro nacional

Policías, policías

Come mierdas policías sin piedad

Y matan estudiantes

Y matan a su pueblo

Y así es como ellos se ganan su sueldo

(Desconozco el nombre de la banda que escribió esta canción)

(Inédita)

No más muertos, no más muertos

No más represión

No más muertos, no más muertos

No más represión

“No más represión”

Venezuela Hardcore (1989)

(Inédita)

La policía me quiere agarrar y tras las rejas me quiere llevar

Señor agente déjeme en paz

Que yo a la cárcel no quiero parar

Ley de maleantes me van a aplicar

Y yo no sé por qué.

Y yo no sé por qué.

Y yo no sé por qué.

La policía me quiere mandar al dorado and tenis club
La policía me quiere mandar al dorado and tenis club
Ley de maleantes me van aplicar

Y yo no sé por qué

Y yo no sé por qué

Y yo no sé por qué

“Ley de Maleantes”

La Ladilla de Caracas

(Inédita)

Y en una canción de La Seguridad Nacional, en una de sus últimas estrofas dice:

Mosca con los policías mosca con los pacos

Como tú no eres político

No dirán que eres corrupto

Te resuelves la rutina en menos de un eructo

(…)
Como un buen ciudadano en esta ciudad

Yo agarro mi carrito y me voy pal centro

Cuando voy llegando burda de contento

Un señor me llama, y me pidió documento

Muy asustado le digo que no

Que no la tengo que se me perdió

El señor muy enojado me tiró en el suelo

Y grita mi sargento aquí hay otro nuevo

Me dan una patada y me vuelven a parar

Y directo a la recluta yo voy a dar.

“El Rap de la Ciudad”

Documento de Actitud (1991)

La Seguridad Nacional.

Según pude observar en Sentimiento Muerto apreciaremos también la crítica a la policía y al sistema judicial bajo una perspectiva cívica muy interesante, dentro de performances y en letras como “Crimen”: “Este es el karma de todos los días es la represión de ladrón y policía” y “El Delito”: “¿Que es lo que le pasa a la gente acaso ser joven es ser delincuente?…En este país hay mucha represión, no se puede vivir con tanto dolor”. También veremos parodiada en las presentaciones y en las letras de las canciones, entre otras cosas, la figura del ministro, críticas directas al sistema, denuncias a los actos de corrupción, crítica a los valores sociales llenos de superficialidad de la época, críticas a la moral del venezolano, pero también veremos otras temáticas como el amor y la espiritualidad. Poco después de Sentimiento Muerto, Desorden Público vendrá también cargado de críticas sociales, manteniendo esa posición crítica hasta nuestros días:

Yo quisiera que los políticos fueran paralíticos

Evitaríamos que nos robaran

Y luego corriendo se largaran

Evitaríamos que nos estafaran

Y se rieran en nuestra cara

(…)

Con los políticos paralizados

No más corrupción

Ni más aumentos

No más ladrones en el gobierno.

“Políticos Paralíticos”

Desorden Público (1988)

Desorden Público

Esta canción de Desorden Público de su disco homónimo en 1988, fue censurada en este mismo año. Se dice que a Desorden Público se le llegó a censurar desde el Ministerio de Comunicación (MTC). La censura que se le aplicaba a las letras de Rock venezolano provenía muchas veces de las propias disqueras y consistía en modificar la canción antes de su grabación y publicación, y cuando la censura es después de la publicación se le coloca un silencio o un pito en la frase censurada, cuando es transmitida en la radio. Luego vendrá Zapato 3 con temáticas mas enmarcadas en el ámbito amoroso que al mismo tiempo tendrán una gran carga de sensualidad. Y todo un arsenal de bandas con nuevas temáticas que harán surgir un imaginario cultural con identidad propia dentro del ámbito de la contracultura del Rock and Roll venezolano.

Como podemos ver, el imaginario del Rock venezolano en la década de los ochenta se debatía entre los temas políticos, la corrupción, las estafas al Estado, la policía, la represión y la doble moral, sobre todo después de la primera mitad de la década, a partir de 1985,  que es cuando el movimiento está casi completamente constituido. El joven venezolano de la década de los 80 estaba obstinado de su entorno social. Lo que valía en esta sociedad era un esquema que se regía solo por lo material y el poder adquisitivo. En esta década comienza la lucha por hacerse escuchar y entender. Percatándose de que lo que se vivía en el país era un problema de ignorancia y de visiones cerradas. Con humor y cinismo las letras del Punk Rock de la época reaccionarán ante la violencia de las fuerzas policiales que intentaban reprimirles, y ante la incomprensión de la sociedad que les rodea. En el universo temático de estas canciones resaltaran vocablos como; policía, ladrón, corrupto, corrupción, político, política, sargento, oficial y algunas jergas como paco (policía), malandro (delincuente), cana (preso), jaula (cárcel), matraca (pedir dinero), patota, etc.

Después de esta breve disertación pude evidenciar la presencia de dos o tres imaginarios comunes entre las bandas del Rock and Roll y el Punk Rock venezolano de esta década. Lamentablemente durante mucho tiempo ha sido difícil reconstruir la historia del Punk venezolano, debido a la escasez de registro, bien sea bibliográfico o audiovisual. Muchas de estas agrupaciones a excepción de las que pudieron grabar discos, no tienen suficiente material audiovisual disponible para el público, y los registros de las letras de sus canciones son escasos, lo que sí sabemos es que este imaginario se refuerza con la llegada de Sentimiento Muerto, y que de igual forma, dicho imaginario se apreciará en la ideología, las anécdotas, los fanzines, y flyers de la época, los cuales hasta ahora comienzan a aparecer en la internet:

2

6 de julio de 1989, cortesía de Juan Ignacio Morasso para grupo social “Punks en Venezuela” en la internet.

3

Fanzine Submundo, 1985

1.- La policía (Las fuerzas judiciales del país): El Abuso de Poder de los mismos por consiguiente la represión. En esta publicación se puede apreciar la ironía y el cinismo en el discurso del punk venezolano, prácticamente quieren decir que en el año internacional de la juventud, la policía los reprimirá y los tratará peor que nunca.

4

El Dr. S Muerto por Edgar Jiménez (1985). Perteneciente también al imaginario de Sentimiento Muerto. Sin embargo por el contenido del discurso de este afiche, me pareció pertinente colocarlo acá, más adelante se hablará con más detalle de este personaje.

2.- La represión: desde el punto de vista físico que se deriva de la misma problemática policial, y también desde una perspectiva que deriva de lo ideológico y social.

3.- La corrupción: La corrupción proveniente de los funcionarios públicos del país se ve reflejada en la ideología del venezolano y de los jóvenes, de forma positiva o negativa, trayendo como consecuencia la aparición de una moral muy cuestionable, de la que el movimiento no pierde oportunidad para representar en sus letras. A continuación un ejemplo del tema de la corrupción y la doble moral en una canción de Desorden Público, que aunque no es Rock And Roll sino Ska, también forma parte del Underground venezolano:

Es un hombre serio, trabaja en un ministerio

Pero al llegar el viernes, la seriedad se pierde

Y guarda la playboy en el portafolio

Levanta la cara, mira de esquina a esquina

Se da cuenta que está solo en la oficina

De pronto una idea le llega a la mente

Y ahora se dirige hacia la caja fuerte

Con unas maletas repletas de plata

El hombre serio se arregla la corbata

Sueña con lujos, joyas y viajes

Con todo lo robado el piensa escaparse

Es un hombre serio, trabaja en un ministerio

Por su ambición dejó de ser honesto

Malversó los fondos de la nación

Y compró pasajes para el exterior

Ahora el hombre serio

Se encuentra muy contento

Pues ya escapó con todo su dinero

Y no se ha dado cuenta de su gran error

Dejó la maleta en el avión.

“Lo Agarraron”

Desorden Público (1988)

Desorden Público.

Esto es lo que ocurre con las letras del Punk Rock y del Underground de los años 80 en Venezuela, faltaría mucho que contar pero lamentablemente no podemos extendernos.

En la década de los noventa, surgirá una gran cantidad de agrupaciones pero el concepto o la idea del Punk Rock cambiarían con la llegada de la agrupación estadounidense Nirvana. Entre otras cosas cambiaría la estética visual y musical, así como también se hace notar el surgimiento dentro del país de gran variedad de bandas y de subgéneros del Rock y el Punk Rock. Podemos mencionar algunas de las bandas que surgen en esta década y que son las encargadas de abonar el terreno musical de los 90. De principios de los 90, en su libro El rock en Venezuela Gregorio Montiel Cupello menciona entre varias bandas a Los Gusanos, La Banana Voladora y La Misma Gente (que toca desde los 60 y sigue activa hasta nuestros días). Podemos agregar en otro orden, que a principios de los 90 también surgen Caramelos de Cianuro (1991) y Los Amigos Invisibles (1991). En 1992 surge La Muy Bestia Pop nuestra primera banda de Rock Industrial y electrónico, integrada por Chofa Loero, Eduard Marshal, Wyston Borrero y Carlos Schudeck. En 1995 surgirían tres bandas muy importantes en el Rock venezolano de los 90: La Puta Eléctrica de Punk Rock integrada en principio por Norton Pérez, Fernando Carias y Jean Martínez, mas adelante también estarían en esta banda Pablo Fernandes en la guitarra, Elio Fernandez en la batería, Roberto Bernal en los teclados. Dermis Tatú integrada por Cayayo Troconis, Héctor Castillo y Sebastián Araujo. Pacífica integrada en principio por Diego Márquez, Julio Felce, Jean Pierre Felce, José Echezuría (Pingüino), José Gabriel Díaz que luego se convertiría en un trío integrado por Claudio Leoni, Diego Márquez y Jean Pierre Felce. Entre 1993 y 1996 Gregorio Montiel Cupello menciona a Grillos Mientras Tanto, La Cantante Calva, Culto Oculto y La Nave entre otras. Podemos agregar que avanzados los 90 surgirán La Leche (1998) de Punk Rock  integrada por Pablo Martínez Pestaña, Andrés Lara (Nano), Miguel Carrasco (Chacal), Rafael Álvarez (Chesi), también surgen La Calle, Clarooscuro y Gladis Cordero con un estilo musical similar al de La Leche. Surgirían también en esta década Sónica y Deskarriados ambas, bandas de Punk. Durante toda la década se escucharía de forma notoria e influyente a Zapato 3 integrada al principio por Javier Avellaneda, Fernando Batoni, Pedro Romero, Ernesto Rodríguez, quien es sustituido en 1981 por José Félix Avellaneda en la batería. En 1988 entra a la banda Álvaro Segura en la guitarra. Más adelante, Javier Avellaneda sería sustituido por Carlos Segura. Ya en los noventa entraría Diego Márquez con quien graban su primer LP en 1993. Para el segundo disco reciben a Jaime Verdaguer en los teclados, y Diego Márquez es sustituido por Rafael Cadavieco quien a su vez es sustituido para la última gira por César Domínguez en el 2000. Para su reciente reagrupacion en el 2012 lograron reunirse Fernando Batoni, Carlos Segura, Alvaro Segura, Jaime Verdaguer y Diego Marquez.

A finales de esta década hay una proliferación de bandas y de música electrónica. Los temas de las canciones no se centraran en política, corrupción o educación, sin dejar de lado estos temas, abarcaran toda clase de temáticas: Desde mitología griega, budismo, drogas, humor venezolano, hasta amor con tendencia a la devoción o espiritualidad.

Al parecer las inquietudes y los problemas de esta generación venezolana de los noventa, podrían estar representados en las letras de la agrupación Dermis Tatú. Dermis Tatú entre otras cosas reflejará la vida citadina de la Caracas de los noventa, y posiblemente de una Argentina también, entre muchas de las temáticas tratadas, podríamos decir que refleja de una forma casi fotográfica la decadencia de las calles caraqueñas en canciones como “El Chillido de los Taxis”, “El Hoyo” y “Terrenal”

(…)

Dermis Tatú es como un pasaje que se alza entre los 80 y los 90 para conectar a las dos generaciones. Sus tres integrantes salen de Sentimiento Muerto a principios de los 90 y pasan a formar Dermis Tatú, banda que recibe a la generación emergente de esta década, al mismo tiempo que arrastran gran parte de los seguidores de Sentimiento Muerto. Para hablar de Dermis Tatú se necesitaría otro trabajo de investigación, a pesar de que solo lograron editar un disco. Dermis Tatú es para muchos la mejor banda de Rock venezolana después de Sentimiento Muerto.

5

De izquierda a derecha: Carlos Eduardo Troconis (Cayayo), Héctor Castillo, Sebastián Araujo, Abraham García (Cangrejo o, El cuarto Tatú).  Dermis Tatú, por Maholy Maita.

Capítulo II – Sentimiento Muerto (1981-1988)

Capítulo IISentimiento Muerto (1981-1993)

                                                         

                                                                                                            ” Queremos dar una cachetada con nuestras canciones

 y dejar a la gente    pensando,

 no nos interesa cantar estupideces. “

                                                                                    Carlos Eduardo Troconis

                                                                                      Entrevista, Diario El Impulso, 1990

     En 1981 un grupo de adolescentes estudiantes del Colegio San Ignacio de Loyola en Caracas se conocen para formar primero una miniteca llamada Spit. Luego, con algunos reajustes entre sus integrantes surge la agrupación Sentimiento Muerto. Aunque los dos primeros años se hicieron llamar Dead Feeling, nombre colocado por su primer guitarrista Luis Poleo (para 1983 se constituirían con el nombre de Sentimiento Muerto). Cuenta Cayayo en una entrevista realizada en “Puma Tv” de la cual lamentablemente desconocemos la fecha, que su primera presentación fue el 15 de septiembre de 1981, suponemos se presentan en este año con el nombre de Dead Feeling: “… Decidimos hacer la banda, en ella estaba Alberto en la batería, Pablo en la voz, yo en el bajo y Luis Poleo en la guitarra, ninguno tenía ni idea de lo que estaba haciendo en su instrumento… Ninguno tenía conocimientos musicales… Tan solo componíamos los temas entre todos, descargando en un Jam…”. Sin embargo, en las Crónicas del rock fabricado acá,   Allueva data la primera presentación de Sentimiento Muerto en 1982, en el colegio San Ignacio de Loyola, donde según él, dejaron escuchar tres de los primeros temas que formarían parte de sus primeros repertorios: “Miraflores”, “Usa te Usa” y “La Semana”, suponemos se refiere a la misma presentación de Dead Feeling de la que habla Cayayo. En esta misma entrevista Cayayo data la primera presentación con el nombre de Sentimiento Muerto en marzo de 1983 en el poliedro de Caracas en el “Festival de Punk Nacional” donde La Seguridad Nacional les cedió un espacio de veinte minutos en los que pudieron tocar cuatro canciones, suponemos tres de ellas fueron: “La Semana”, “Miraflores”, y “Usa te Usa”. Según un artículo de la revista Venezuela Farándula llamado “Sentimiento Muerto ahora internacionales” publicado en 1990, la primera canción que Sentimiento Muerto grabó en acetato fue “Miraflores” en un estudio llamado Audiomatrices. Desconocemos los fines de tal grabación y si en ella se encontraban otros temas de Sentimiento Muerto, o de otras agrupaciones. Sin embargo, nos certifica que “Miraflores” fue una de las primeras canciones, si no la primera, compuestas por Sentimiento Muerto.

Imagen

Colegio San Ignacio de Loyola, Caracas. De izquierda a derecha: Pablo Dagnino, Luis Poleo, Carlos Eduardo Troconis (Cayayo) y Alberto Cabello, 1981.

Sentimiento Muerto estuvo integrado en principio por; Carlos Eduardo Troconis, o Cayayo (Guitarra), Alberto Cabello (Batería), Pablo Dagnino (Voz), Erwin Schafer, o Wincho (Bajo) y Luis Poleo (Guitarra) quien permanece en la banda hasta 1983 cuando es sustituido por Edgar Jiménez (Guitarra). En 1987 Edgar Jiménez es sustituido por José Echezuría (Pingüino). En 1988 Alberto Cabello es sustituido por Sebastián Araujo, y en 1990 Erwin Schafer (Wincho) es sustituido por Héctor Castillo.

En 1985 la banda edita su primer cassette, en estudios de grabación Phono Arte. Una grabación totalmente independiente que distribuirían ellos mismo en sus conciertos, en bazares, en todo lugar posible, y hasta en el boulevard de Sabana Grande. Dicha grabación ha sido catalogada como una producción casera, y en varias oportunidades ellos mismos catalogaron el sonido de esta grabación como el más sincero de la agrupación. Eran dos cassettes, el primero contenía un total de 14 temas, poco después editarían el segundo con el que sumarían un total de veintisiete canciones que comienzan a circular por todo el territorio nacional. Mientras todo esto ocurría, un logo con un corazón rojo con el símbolo de prohibido superpuesto (el corazón tachado), aparecía como algo misterioso y novedoso grafiteado en las paredes de la ciudad de Caracas, o en cualquier lugar donde les hubiera sido fácil pintarlo sin ser descubiertos por la policía. La agrupación comienza a presentarse de manera intempestiva en fiestas y bares donde no eran invitados, todo un modo de invasión para empezar a tocar y darse a conocer ideado por su primer manager Gustavo Atilano. Toda esta innovadora forma de distribución y difusión comienza a dar resultados. En 1986 Sentimiento Muerto ya tenía público y debido al auge de la banda y al éxito notorio, deciden hacer un cambio de manager. Con respecto a este cambio Cayayo acota en su última entrevista concedida a Yumber Vera en 1999: “Gustavo Atilano era una suerte de Malcolm Mclaren del Punk en Caracas. Tenía una visión del carajo, pero no capitalizó nada…”. En este mismo año Gustavo Atilano es sustituido por Helena Ibarra, quien impulsaría las presentaciones con mayor convocatoria masiva de la banda. En esta misma entrevista Cayayo también acota que las presentaciones en las que comienzan a tomarse más en serio las cosas, sería en la serie de conciertos del Teatro Mata de Coco en junio de 1986 (un total de 14 shows) un año definitivamente decisivo para la banda.

En este mismo año su música sería escuchada por Carlos Nerea el productor de Miguel Ríos, y son invitados a tocar representando a Venezuela en el “Festival Iberoamericano de Rock” en Madrid (1987). Sobre este hecho Gregorio Montiel Cupello en El rock en Venezuela comenta: “No escogieron a alguno de lo que ya era el Rock anterior, sino a Sentimiento Muerto” (122). Para este entonces estaban en la escena agrupaciones como Aditus, Témpano, Wag, La Misma Gente y otras pertenecientes al Heavy Metal y vertientes de Rock, New Wave y Pop las cuales ya tenían discos y amplia trayectoria. Probablemente se creyó que se escogería a cualquiera de estas agrupaciones y resultó que no. Es posible que pesara más la originalidad, la nueva tendencia, que la experiencia o la trayectoria. Finalmente en el “Festival de Rock Iberoamericano” Sentimiento Muerto compartiría tarima con otros artistas latinoamericanos entre ellos Charly García, Paralamas do Sucesso, El Último de la Fila y Miguel Ríos. Sin duda alguna participar en este festival le trae suerte a la banda, porque a su regreso Sentimiento Muerto tiene la atención de los medios sobre ellos, y Sonorodven decide grabar con la banda. En 1987 editan su primer álbum El Amor Ya no Existe Hay Que Hacerlo   producido por el argentino Fito Páez. Este álbum rompe el record de venta discográfica hasta entonces experimentado por una banda venezolana, el disco también se edita en Argentina, Colombia y Chile (convirtiéndose en la primera banda del Underground en grabar un disco con una de las disqueras más importantes del país). Pasarían entonces a compartir como una bandera con otros artistas la frase que adornaba el disco de acetato de la producción venezolana de la década de los 80: “El disco es cultura”.

Imagen     

El Logo del corazón tachado, que apareció grafiteado en las paredes de Caracas en los inicios de la banda, y que los identificó a lo largo de toda su trayectoria artística (1981- 1993).

La novedad en Sentimiento Muerto no se basaba solo en su sonido, el cual sin dejar de ser Punk Rock incorporaba elementos de Salsa y sonidos latinos, sino en toda una estética nueva. Incorporarían a su trabajo musical las artes plásticas y manifestaciones de arte callejero como el graffiti, que recién había hecho su aparición en las calles de Nueva York, grafiteando el corazón tachado por todos lados e imprimiéndole al ambiente musical venezolano una cultura de calle y de arte urbano. Harían uso del comic como parte del imaginario del grupo, así popularizaron personajes como el Dr S Muerto. El doctor Sentimiento Muerto o El Dr S.M: “El 18 de febrero de 1983 Simón Bolívar, sufre un atentado, y en las bóvedas del Banco Central de Venezuela nace el Dr S.M”, cuenta la historia, casi siempre contada antes de la interpretación de la canción “Miraflores”. También se desempeña como vigilante “anticorrupción” del Banco Central de Venezuela y en tiras cómicas al Dr Sm lo acompañan sus amigos Mr Calipso y Berbeneg, personajes de comics creados por Edgar Jiménez. Estos personajes siempre estaban liados en alguna persecución policial, perseguidos por la Guardia Nacional o resolviendo alguna riña callejera, pero siempre dispuestos a dejar sus aventuras para asistir a los conciertos de Sentimiento Muerto. También fueron publicados en la revista Clips (1985), la primera revista de comics venezolana.

ImagenImagen .

Comics de el Dr. Sm por Edgar Jiménez, 1985.

Otros hechos por Cayayo y con un estilo mas surreal y existencial, serían apreciados en los flyers para promocionar los conciertos, en los primeros cassettes y en el arte gráfico del disco El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo.

Letras Caya

Diseño, tipografía e ilustraciones de Carlos Eduardo Troconis, parte interna del disco El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo (1987).

En las presentaciones de Sentimiento Muerto ya se notaba un trabajo de performances, en algunas presentaciones los integrantes llegarían a la tarima haciendo rapel desde el techo. Incluirían también no solo la música sino la pintura, la indumentaria, la escenografía, el vestuario, el maquillaje y grabaciones en formato de cine Súper ocho. Durante los primeros años de esta agrupación el grafiti, el dibujo y el comic serían sellos indelebles que acompañarían su música y sus escenarios. Sin dejar de ser una agrupación musical, parecían realizar el trabajo de un gran colectivo artístico. En una de sus primeras presentaciones en el teatro Ana Julia Rojas en 1987, alternaron su show con una exposición del artista plástico Juan Loyola, quien también colaboró en algunas presentaciones de la banda con la puesta en escena. Esta visión de apreciar el arte en sus diversas manifestaciones facilitó que no solo musicalmente sino también visualmente Sentimiento Muerto significara un impacto audiovisual para el ámbito musical de la época.

Escenografia foto tesis

Escenografía de Edgar Jiménez para las presentaciones en el Teatro Mata de Coco 1986.

La carta

Flyer para concierto, Teatro Rafael Guinand, por Edgar Jiménez. 4 de mayo de 1987

Me parecerá necesario dividir la producción de Sentimiento Muerto en dos períodos creativos.  Este primer período donde se escriben una buena parte de las canciones lo llamaremos “Educación Anterior” y comprenderá los primeros siete años de la banda (1981-1988); es el período Punk de la banda donde se realizará el arte gráfico, los grafitis y donde se escribirán gran parte de las canciones que la caracterizarán. Sus letras serán consideradas contestatarias por los medios y en muchas oportunidades sus conciertos serán saboteados por la policía. Poco después de la edición del primer álbum en 1987, en una entrevista realizada en el programa “Close Up” de Venevisión al preguntarles qué; ¿por qué el estilo contestón y rebelde en las canciones?, Pablo Dagnino respondió lo siguiente: “…Nosotros no somos contestones y rebeldes, en realidad nosotros solo tocamos lo que vivimos, lo que sentimos, si eso es ser contestatario y rebelde, pues entonces sí. Ahora no es que nos queremos encausar en una sola rebeldía, simplemente expresarnos”. En otra oportunidad, Cayayo dijo: “Nos oprimía una realidad y quisimos contarla”.

En una entrevista que le realicé a Alberto Cabello, expresó que temas como “El Sistema”, “Miraflores”, “Educación Anterior”, todos contenidos en el primer álbum de Sentimiento Muerto titulado Aunque Ud. No Lo Quiera (1985), fueron censurados a principio de los 80. El disco, 27 canciones distribuidas en dos cassettes o dos álbumes, fue grabado en aquel entonces de forma independiente, y de forma ingeniosa lograron distribuirlo ellos mismos. Cuando Sonorodven edita su primer álbum, nueve de estos temas se editan con algunas modificaciones en la primera producción discográfica de Sentimiento Muerto denominada El Amor ya No Existe Hay Que hacerlo (1987) estos temas fueron: “Culebrón”, “Cabeza”, “Descargar”, “Un Agradable Calor”, “Una Extraña Sensación de Soledad”, “Educación Anterior”, “Una Mirada Dice Todo y Dice Nada”, “Manos Frías” y la escondida o bonus track “Prejuicios”. No es sino hasta 1996 que el álbum Aunque Usted No Lo Quiera sale a la venta reeditado en formato Cd tal y como fue grabado en los 80. Después de El Amor ya No Existe Hay Que Hacerlo vendrán Sin Sombra No Hay Luz (1989) el álbum con el cual iniciará nuestro segundo período creativo, en donde los encargados de las letras además de Alberto Cabello, también serán, en su mayoría, Pablo Dagnino y Cayayo Troconis a excepción de “Transparente” y “Payaso” escritas por José Echezuría (Pingüino), y con algunas colaboraciones en las letras de personas allegadas a la banda como es el caso de Helena Ibarra (manager de la banda).  Luego vendrán Infecto de Afecto (1991) y Fin del Cuento (1992) disco recopilatorio de despedida.

Sin contar las diferentes versiones que se hicieron de una misma canción, Sentimiento Muerto reúne alrededor de cincuenta canciones editadas entre todos los álbumes. Pocas se quedan sin editar, todas constituirán su imaginario y su Universo Temático. Estas canciones son  las veintisiete canciones del álbum Aunque Usted No Lo Quiera  y: “Payaso”, “Nada Sigue Igual”, “Sin Sombra No Hay Luz”, “Ayug Payé”, “Ojos Chinos”, “El Barco”, “Transparente” y “Mi Bemol” del álbum  Sin Sombra No Hay Luz (1989); “Eva”, “Infecto de Afecto”, “La Estampida”, “Tropiezos”, “Piso Duro”, “Al Nido”, “Estírame el Tiempo”, “El Péndulo”, “Circo Cruel”, “A La Hora Justa” y “Fin del Cuento” del álbum Infecto de Afecto (1991).

A.- Educación Anterior

Cueva

Sentimiento Muerto, de izquierda a derecha: Alberto Cabello. Edgar Jiménez, Pablo Dagnino, Wincho Schafer, Carlos Eduardo Troconis. 1986

Este primer período creativo de Sentimiento Muerto estará compuesto por un total de 27 canciones que abarcarán los discos Aunque Ud. No Lo Quiera y El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo. En este período Sentimiento Muerto centrará su atención en las problemáticas políticas y sociales del país. Hay una descripción de las calles y la situación del país en general, al mismo tiempo que se denuncian los males que en él ocurren. Hay muy poca subjetividad en la mayoría de estas letras, el mensaje es objetivo, claro y directo, y será aun más claro cuando se interpreten en vivo. La mayoría de los shows de Sentimiento Muerto incluirán diálogos, modificaciones sonoras y una puesta en escena para representar lo interpretado. Las letras de las canciones no siempre serán iguales a las grabaciones de los discos cuando son interpretadas en vivo, en ellas podrían haber narraciones e interpretaciones histriónicas, aquí transcribiré alguna de las variaciones en los shows.

Sentimiento Muerto siempre tuvo un sistema de composición musical colectivo, las canciones, las letras y las ideas eran llevadas a los ensayos y se componían o se terminaban entre todos. Las letras de las canciones de este primer álbum doble fueron escritas, en su mayoría, por Alberto Cabello a excepción de “Un Tono” y “Siete Mares” escrita por Pablo Dagnino, los arreglos eran hechos por Cayayo y las melodías por Pablo. Catorce de estas canciones fueron compuestas por Alberto Cabello y Carlos Eduardo Troconis, entre ellas podemos mencionar a “Culebrón”, “Ella Me Quiere” y “Descargar”.

Los temas que contenían los cassettes que forman un álbum doble denominado Aunque Ud. No Lo Quiera eran los siguientes:

–          Disco 1: “Manos Frías”,” En mi Cuarto”, “La Semana”, “Educación Anterior”, “Cuando Vendrás”, “Miraflores”, “No ha pasado Nada”, “El Sistema”,  “De 5 a 10”, “Usa te Usa”, “Crimen”, “Prejuicios”, “Ella me Quiere”.

–          Disco 2: “Culebrón”,” Estado Alucinando”, “Descargar”, “Ganas”, “Un Agradable Calor”, “Nuevas Sensaciones”, “Siete Mares”, “El Delito”, “Alerta”, “Cabeza”, “Que Es Lo Que te Pasa”, “Un Tono”, “Una Mirada dice Todo y Dice Nada” y “Resiste”.

Será el momento de la polémica y la crítica, todo un impacto para la sociedad de entonces. El imaginario de Sentimiento Muerto rodeará las siguientes temáticas; gobierno, Estado, sistema, sistema judicial (policía, delincuencia, inseguridad en las calles), educación, juventud, angustia, drogas, represión y amor. Todos contextualizados directamente en el país con frases como “en este país”, “Venezuela es un país”, es decir; “la educación en Venezuela”, “la juventud en Venezuela”, “el gobierno en Venezuela”, etc. “El Sistema” es desde mi punto de vista una de las canciones más representativa de este período creativo de Sentimiento Muerto pues en ella están contenidas, en una sola canción, varias de sus temáticas, política, corrupción y drogas enmarcadas en el sistema como país. A continuación parte de la letra de “El Sistema”:

(…)

Con los carros y la miseria que decoran la ciudad

Y un cuerpo policial para enderezar las mentes

Fuera de lugar…

(Coro)

Y es una canción del sistema para el sistema

¿Y qué más da?

(Bis)

Con la política que ya agobia y el abasto sexual

Las mentes retrogradas que nos tratan de frenar

¡Venezuela!, es un país en donde te quedas parado

La gente y su sonrisa, se están acabando

En el alcohol y las drogas nos estamos ahogando

En el mundo hay miseria, como propaganda de cigarro

Si quieres salir a entrenarte, mas te vale que tengas un carro

(Coro)

Yo solo comento lo que puedo ver

Y eso es lo que hay aquí

Y para los que vienen atrás que se pongan al tanto

Porque hay que, ¿qué?

Hay que trabajar

Ay que traba, ay que traba

Ay que traba, ay que traba

Y alzamos la mirada y de un cerro se divisa

Una gente que engañada te devuelve una sonrisa.

(Una sonrisa al revés)

Arranca bacalao que me enchavas la canoa

(Bis x 2)

Salao, salao, siempre salao

(Una sonrisa al revés)

“El Sistema”

Aunque Usted No Lo Quiera (1985)

Sentimiento Muerto.

Esta canción ya se escuchaba en el país en 1985, debido a que pertenece a las que fueron grabadas en la primera producción independiente de Sentimiento Muerto y que fueron distribuidos por ellos mismos en cassettes. Pudimos conocer que la frase “Y alzamos la mirada y de un cerro se divisa una gente que engañada te devuelve una sonrisa” es una idea tomada de una canción cristiana escrita por algún estudiante del colegio San Ignacio de Loyola, y que ellos tomaron con cierto humor para denunciar los males del sistema venezolano y expresar un descontento, agregando la frase “una sonrisa al revés”. Lamentablemente no conseguimos registros de dicha canción. Se dice que era una canción cristiana que se interpretaba entre los círculos religiosos del colegio. En relación a los cuerpos policiales, sabemos que para 1985 era el gobierno de Jaime Lusinchi, y con frecuencia se verá a la Guardia Nacional en la calle e incluso en la entrada de algunas urbanizaciones acaudaladas del país, es una imagen común de estos años en las calles de Venezuela que está reflejada en la canción.

A.1.- El Delito:

Uno de los primeros interlocutores de Sentimiento Muerto serán los jóvenes, así como también se convertirán en la voz de los mismos. En lo sucesivo organizaré las canciones según sus temáticas. En este grupo de canciones mencionaremos a: “Nuevas Sensaciones”, “El Delito”, “Descargar”, “Cabeza”, “Prejuicios”, “La Semana”, “No Ha Pasado Nada” y “Educación Anterior”.  En “Educación Anterior” se conjugan al mismo tiempo dos de las temáticas, educación y juventud. La canción parece hacer alusión a la educación que faltó, la educación que no tuvimos, la “educación anterior”. En esencia es una canción que expresa la opinión de los jóvenes con respecto al sentido o al verdadero fin de la educación superior en el país. Al parecer, en medio de las problemáticas y de la escala de valores sociales y morales del venezolano, algunos jóvenes percibían que no habían razones prácticas para estudiar, ni para creer que la educación fuera promesa de un mejor futuro.

Mi padre quiere que me ponga a estudiar

Que me gradúe en la universidad

Que un título yo pueda sacar

Y trabajar para la sociedad

Yo oigo el sermón

El cura habla y que de salvación

No me da tiempo para aceptar

Porque más claro no me pueden hablar.

(…)

Políticos hablan de juventud

Ellos quieren que trabajemos

Con el ejemplo que nos han dado

Ya yo entiendo porque estamos parados

¿Y cómo quieren que yo haga algo?

(Bis x 2)

¡La tv no sirve para nada!

Si solo muestran lo que les da la gana

La radio no puede avanzar

Si otras ideas no dejan pasar

¡Pues así es la rosca!

En su manera más simple

Para el músico no hay presupuesto

Y para otros ¡Mucho menos!

Y si no tienes, un carnet

Y si no tienes, la cuenta corriente

Y si no tienes una mujer,

Con apellido muy bueno también

Y aquí hay que tener cache

Si no quieres tener más trancas

Pues no hay cosa imposible

Sino hombres sin palancas

¿Y cómo quieren que yo haga algo?

(Bis x2)

Una, una Educación Anterior

“Educación Anterior”

El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo (1987)

Sentimiento Muerto

La palanca es una jerga venezolana, que significa que alguien alcanza un objetivo (puesto de trabajo, préstamo en un banco, compra de algún bien, etc.) sin haber hecho el menor esfuerzo para lograrlo, pero que lo ha logrado con ayuda de amistades o familiares influyentes. La palanca no es otra cosa que una forma de corrupción. Y en este contexto conocido por los jóvenes, la educación pasaría a un segundo plano, pues de ella no dependía la adquisición de ningún bienestar dentro del país (trabajo, estatus, dinero, etc.)

“Nuevas Sensaciones”: Es una canción sumamente enérgica, alegre, que propone una reacción ante las mismas cosas, hacer algo diferente, estimulante, atacar la apatía, la depresión, tener esperanza:

Estoy buscando nuevas sensaciones

Emociones que me hagan sentirme mejor

(… )

Sentir algo que yo nunca percibía

Hacer algo con emoción

Algo que me llene de satisfacción

Algo que me diga que no puedo parar

(… )

¡Yo sé!, que es algo que viene en camino

¡Yo sé!

Que es algo que no está muerto

¡Yo sé!

Que es algo que viene por dentro

“Nuevas Sensaciones”

Aunque Usted No Lo Quiera (1985)

Sentimiento Muerto

“Descargar”: Es una canción que refleja la cotidianidad en las calles caraqueñas, y el desorden que en ellas hay, parece invitar a liberar las tensiones que causan tanto la calle, como el encierro. Refleja un estado de desesperación, una necesidad de liberar la tensión que causan, el encierro, vivir en la ciudad, caminar por la calle. Sumado a todo esto, la angustia y la mala suerte típica del venezolano (La pava). En esta canción encontraremos varias temáticas, angustia, jóvenes, mala suerte en el contexto azaroso del venezolano, y también drogas.

¿Por qué será que siempre pasa?

Que las cosas malas empiezan a crecer

Cuando falta un suspiro para crear un grito

Una tras otra empiezan a atacar

Me siento impotente a punto de estallar

Las ideas de mi mente quieren destrozar

Encerrado en mi cuarto sin refugio en otro lado

La soga al cuello y ganas de gritar

Descargar, descargar

Descargar es lo que quiero hacer

Descargar, descargar

Antes que mi odio empiece a crecer

Salgo a la calle me siento en una granja

Cuantos animales me quieren atacar

Están los conejos, las gallinas y las ratas

Los pavos, las pavas, toda clase de alimañas

Y uno tras otro, los ves caer

Buscando drogas y dinero también

Buscando la forma del

“yo sobre ti” que todo lo malo

Te haga sufrir

“Descargar”

El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo (1987)

Sentimiento Muerto

“Prejuicios”: Es una canción refleja la experiencia que tienen los jóvenes cuando lucen y son diferentes a lo establecido o a lo concebido como normal en algún lugar. También parece hablar de lo difícil que pudo ser luchar contra los juicios anticipados de una sociedad que no entendía lo nuevo o lo diferente. Lo difícil que podía resultar expresarse en aquel entonces, cuando la gente solía confundir lo diferente con cosas negativas o estigmatizadas dentro de nuestra sociedad. Es fácil imaginar con esta canción la forma extraña en que era visto un joven que viste diferente a los patrones establecidos, que no tiene dinero y que sale a la calle a caminar igual que todo el mundo:

Cuando salgo a la calle me empiezo a fijar

Que la gente me observa y se pone a criticar

(…)

Y Unos dicen que soy comunista

Y Otros dicen que no soy bueno

Y todavía no encuentran la etiqueta

Digan lo que digan yo soy lo que quiero

(…)

Hablando con alguien que no quiere escuchar

Amigo ten paciencia para poder opinar

(Coro)

Prejuicios, prejuicios

¡Prejuicios!

¿Amigos y enemigos cuando esto acabará?

Cuando uno se dé cuenta que no debe criticar

(Bis)

¿Dónde me pongo para hacer un juico?

¡En el mismo lugar donde no haya un prejuicio!

(Bis)

“Prejuicios”

El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo (1987)

Sentimiento Muerto

“El Delito”: Es una canción que reclama por todas las incomodidades y angustias que sufre la juventud venezolana de la época. Expresa claramente que la represión hacia los jóvenes es una tradición en el país. Habla sobre el abuso de poder de la policía y del delincuente, ya que indistintamente, ambos se encuentran armados. Critica la corrupción en los cuerpos policiales para terminar preguntándose ¿De qué sirve la educación? En esta canción encontraremos varias temáticas, juventud, educación, corrupción, delincuencia en las calles y abuso de poder.

¿Qué es lo que le pasa a la gente?

¿Acaso ser joven es ser delincuente?

La tradición no puede cambiar

Y reprimir a los jóvenes no puede faltar

Óigame doctor, por favor

Se trata de una crisis de persecución

En este país hay mucha represión

No se puede vivir con ese dolor

(…)

(Coro)

(…)

Hay quien me dice que no salga de la casa

Que me quede encerrado

Que ésta es mi democracia

¿Yo me pregunto si servirá la educación?

Para que la policía se olvide

De la corrupción

Existe un abuso de autoridad

El que está mejor armado, manda más

Y si esos tipos que no saben habla

Es una razón para yo callar

(Coro)

¿Y entonces doctor?

“El Delito”

Aunque usted no lo quiera (1985)

Sentimiento Muerto

Y como una de las últimas canciones que expresan y que son, desde mi punto de vista, la voz de los jóvenes tenemos “La Semana”: Una canción donde se cuentan los días de la semana con desespero, hace alusión a las rutinas y los días dentro de la ciudad, para terminar diciendo:

¡Domingos ya voy a vomitar!

Tan solo otra semana volver a empezar

(…)

Yo no miento

¡Caracas es la ciudad del aburrimiento!

Me tengo que ir…

“La Semana”

Aunque Usted No Lo Quiera (1985)

Sentimiento Muerto

Las situaciones de angustia y depresión quedaran totalmente representadas en la canción “Cabeza”, el primer éxito masivo y radial de Sentimiento Muerto:

Atrapado en el fondo de una depresión

Con mi corazón bombeando tanto dolor

La esperanza regada por el piso

Y exhibiendo ahora otro color

No he comido nada y me cuesta tragar

Mientras mi cerebro empieza a palpitar

Todo mi cuerpo derrotado y sin pereza

Y ahora me doy cuenta

Que me duele la cabeza

(Coro)

Me duele la cabeza, me duele la cabeza

(Bis)

“Cabeza”

El amor ya no existe hay que hacerlo (1987)

Sentimiento Muerto

“Cabeza” cuando es editada en El Amor Ya no Existe Hay que hacerlo en 1987, es el primer tema de Sentimiento Muerto que se vuelve popular gracias a la difusión radial y a que es la primera canción de Sentimiento Muerto con la que se graba un videoclip. Probablemente pudo ser coreada y cantada no solo por los seguidores de Sentimiento Muerto, sino por todos los venezolanos de la época sin distinción de gustos ni colores. Es por decirlo de alguna manera, el hit de Sentimiento Muerto. Y como un dato curioso acerca de esta canción, hasta hace poco fue el tema musical para una propaganda televisiva de unos conocidos analgésicos para el dolor de cabeza.

A.2.- “Quiero trabajar en el gobierno”:

En este grupo de canciones, trataré de agrupar aquellas que tienen que ver con los sistemas del país; sistema educativo, el Estado, sistema judicial, inseguridad, delincuencia y corrupción. Hablaremos de las siguientes canciones; “Miraflores”, “USA Te USA”, “Crimen” “El Sistema” de nuevo, y “Alerta”.

Como ya sabemos la década de los 80 en Venezuela, fue la de los escándalos por corrupción y malversación del dinero del país. Sentimiento Muerto no pierde la oportunidad para echar mano a la figura del ministro, político o funcionario público, al que probablemente por primera vez en una canción de “Rock Nacional” se le llama ladrón sin más. Quedaría claro en varias entrevistas hechas a la agrupación a lo largo del tiempo, que esta canción fue escrita en honor a la figura política de Vinicio Carrera el ministro que fue atrapado en Miami con una maleta llena de dólares. Claro que en esta canción se describe de forma generalizada la forma de vida y la ideología de todos los personajes corruptos dentro del país. Quedando así representada la figura corrupta del funcionario público venezolano de la década de los 80:

Quiero trabajar en el gobierno, para tener una casa gigante

Quiero trabajar en el gobierno, para que nadie a mi me aguante

Quiero trabajar en el gobierno, para no sufrir por la escasez

(…)

Quiero trabajar en el gobierno, para tener cinco mujeres

Quiero trabajar en el gobierno, para ser parte de la corrupción

Quiero trabajar en el gobierno, ¡para demostrar que soy un buen ladrón!

Porque me voy a Paris

(Bis x 3)

(…)

¡Ministro!

¡Qué va!

¿Está muy ocupado?

(Bis x 3)

¡Ministro!, ¿está muy ocupado?

¡Ministro!, ¿está muy ocupado?

¡Ministro!

¡Que!

¿Cuál es su trabajo?

Beber por obligación, como parte de mi religión

Meter la coba y aparentar, Y en corto tiempo ganar más real

Quiero trabajar en el gobierno, para que todos a mi me odien

Quiero trabajar en el gobierno, para que todos a mi me llamen

Quiero trabajar en el gobierno, para que todos me aborrezcan

Quiero trabajar en el gobierno, ¡para hacer lo que me apetezca!

“Miraflores”

El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo (11987)

Sentimiento Muerto

“Crimen”: Es una canción que refleja la violencia y la inseguridad en las calles y la inutilidad de la policía o de las fuerzas judiciales al respecto, los cuales a su vez también representan un peligro para la población. Aprovechando cualquier oportunidad para obtener dinero de los ciudadanos, justificándose también en cualquier trampa legal como “el registro electoral” por ejemplo, que era la excusa de aquel entonces. La policía en este país siempre estaría dispuesta a obtener dinero del ciudadano, bajo chantaje o amenaza de multa o cárcel. Conocido todo este procedimiento policial en la jerga juvenil venezolana como “la matraca”. La siguiente es una transcripción del audio de la canción “Crimen” en el DVD Eus 31:

Son las doce de la noche

Son las doce de la noche y una niña caminaba…

Caminaba sola…

Por los previos del monstruo de los Palos Grandes

¡De repente!

Una sombra aparece… la sombra cada vez más cerca

Más cerca… la niña acelera el paso

Hasta que la alcanza, y la niña grita

¡Aah! (grita el público)

Porque era… porque era

¡Era la Mama, Si, ¡la mamá!

Agarro a la niña del brazo y le dijo:

¿Qué haces a esta hora muchacha del coño?

¿No ves que es muy tarde y que te pueden violar?

(Bis x 2)

La madre y la niña siguen caminando por la misma calle

Y al doblar la esquina una nueva sombra aparece

La madre preocupada agarra a la niña la aprieta

Acelera el   paso

Y la sombra las alcanza, y ¡se oye un grito!

¡Aah! (grita el público).

Porque era, era ¡Era el papá!

Si, el papá

Agarro a la niña por el brazo y a la mujer por la oreja

O viceversa y les dijo:

¿Qué hacen a esta hora mujeres del coño?

¿No ven que es muy tarde que las pueden violar?

(Bis x 2)

EUS 31 (Tributo a Cayayo). 2004.

Nuestro círculo familiar sigue caminando por la misma calle

Cuando de repente, dos carros blancos con las luces rojas

Se acercan…

¡Miren para arriba!, allá arriba, y allá arriba se oye un grito:

¡Alto, la policía!

¡Aaaah! (grita el público)

Policía: Bueno, bueno, bueno, bueno, bueno.

Piii (responde el cantante con un pito)

Policía: ¿bueno tú te inscribiste en el registro electoral?

Pajarito…

Piiii (responde el cantante con un pito)

Policía: ¡Te vas a mete en un problema chico, si no estás

Inscrito en el registro electoral!

¡Vas preso oíste!

Cantante: Piiiiiiiii

Policía: Bueno, ¡no me importa por quien vas a votar pero

Inscríbete en el registro electoral oíste!

Cantante: (Hace sonidos de mono)

Policía: ¡Bueno no sé, háblate con el sargento toy arrecho contigo!

Cantante:(Sonidos de mono)

Policía: ¡Háblate con el sargento o tas detenio imbécil!

Cantante: (Sonidos de mono)

¡Háblate con el sargento o tas detenio!

Porque no estás inscrito en el registro electoral

Este es el drama de todos los días, es la represión de

Ladrón y policía

(Bis x 2)

“Crimen”

Aunque Usted No Lo Quiera (1985)

Sentimiento Muerto

Teatro Mata de Coco 1986

En esta transcripción podemos apreciar lo que ocurría con las interpretaciones en vivo de Sentimiento Muerto, una reconstrucción paródica y cínica de las problemáticas sociales expuestas en sus canciones, en la que no solo participaban los músicos sino también el público. Además de eso en esta canción queda expresado que para Sentimiento Muerto la represión es un asunto que no solo tiene que ver con la policía y la ideología del venezolano, sino con la delincuencia también. El venezolano durante años se ha visto encerrado en su casa, viviendo con miedo y limitado en espacio, debido a la inseguridad en las calles.

“USA Te Usa”: El nombre de la canción es un juego de palabras que utilizó Sentimiento Muerto para denunciar el excesivo apego que sintieron los países latinoamericanos y en especial Venezuela por la ideología, los productos y todo lo relativo a los Estados Unidos y la URSS a la cual llaman en la canción “Unión Represora Súper Salvaje”; “Usa te Usa, nos hipnotizan y nos masifican”. Al mismo tiempo critican, las armas y las políticas de estado de estos países. Creo que es una canción que de alguna manera está invitando a tener identidad.

“Alerta”, es una canción que refleja la rapidez del progreso industrial, urbano y tecnológico del país en esta década. Recordemos que en los 80 se hicieron grandes construcciones durante los dos primeros gobiernos de la época, debió resultar un cambio significativo en la consciencia urbanística del ciudadano de la época, ver que en un lapso de diez años se construyó la fase uno del Metro de Caracas, el Teatro Teresa Carreño, El Complejo Parque Central, El Estadio Brígido Iriarte, El Parque Naciones Unidas, entre otros. Pero la pregunta que parece estar entre líneas en esta canción era: ¿De qué nos sirve todo eso?, si seguimos fallando en la educación, la calidad de vida del venezolano no cambia con el paisaje arquitectónico. Al final hay un coro que parece decir; “maleta, maleta, maleta”. Lo cual es una forma de decir en jerga o Slang venezolano que hay que irse, de viaje, de un lugar, o en este caso del país, lo cual parece reflejar la idea de emigrar que han tenido desde siempre todos los jóvenes venezolanos, cuando no encuentran oportunidades dentro de su propio país.

(…)

Los adelantos vienen y van la comida no llega

¿A dónde va a parar?

Parece que tenemos las manos amarradas

Y el pueblo se queda con la mente estancada

El medio parece que está evolucionando

(…)

Hay petróleo y mucha pobreza

Han pensado poco y poca cabeza

El sistema educativo es una necesidad

Y donde está la gente de seguridad

(…)

Necesitamos una nueva moral

Una más sencilla para evolucionar

Necesitamos una nueva moral

Una más fácil para evolucionar

Maleta, maleta, maleta

(Bis x 2)

“Alerta”

Aunque Usted No Lo Quiera (1985)

Sentimiento Muerto.

El tema de las drogas está presente en las canciones de Sentimiento Muerto, no como un tema central pero si como un tema por decirlo de algún modo periférico, como algo que además de los problemas ya existente empeora el resto de las situaciones y que termina por acabar con lo poco que queda, o por hacer más difíciles las cosas. “Buscando drogas y dinero también” es la frase donde se le menciona en “Descargar” para complementar el contexto callejero, “En el alcohol y las drogas nos estamos ahogando” en “El Sistema” y en la misma canción parece haber un juego de palabras “hay que trabajar, ay que traba”. La traba es una palabra que tiene un doble sentido para mi, ya que fue una jerga muy usada en los 80 que significaba estar “trabado” (Estar muy drogado), pero sería muy arriesgado decir que se trata solo de eso. Podría significar; “hay que trabajar pero no podemos” o también podría significar “Traba” de algo que no avanza. Dos canciones donde las drogas si serán el tema principal son “Estado Alucinando” y “Un Tono”: “Me quedé en un tono, por andar caminando por el filo de la realidad, amigo ten cuidado que en un tono te vas a quedar” y “Estado Alucinando”, aparentemente describe un estado alterado de conciencia: “En un estado de presión, he estado alucinando y en ese estado corrompido he estado alucinando”.

La mención de las drogas en las canciones de Sentimiento Muerto, sin duda alguna las muestra como un flagelo más, pero también como algo normal dentro de nuestra sociedad. El título de la canción me llamó la atención puesto que no se llama “He estado alucinando” sino “Estado Alucinando” es un juego de sentido entre “Estado” de país o nación y “he estado”, lo que parece sugerir el título es que estamos hablando de “un país que alucina” o de un “Estado que alucina”. Aunque pensar en un significado o en el otro es indiferente, pues la canción tiene sentido de las dos maneras como “Estado” y como “he estado”, sabemos que está sugiriendo un Estado alucinado o alucinando, al mismo tiempo que una primera persona en la narración, también alucina.

Por otro lado no todas las canciones caben dentro de esta clasificación temática que elaboré solo con la intención de tener mejor organización dentro del trabajo. Es el caso de “Siete Mares” y “Culebrón”; la primera, una canción escrita por Pablo Dagnino que hace alusión a un mundo onírico y espiritual, de esta canción hablaremos en el tercer capítulo, y “Culebrón” escrita por Alberto Cabello, una canción que parece hacer referencia a los procesos creativos tanto de escritura como de música y a las ansias o los deseos de estar en un show, ver al público y tocar:

Ya del bolígrafo no salen palabras

Pero mi boca habla sin miedo y de pronto no porque no

Quiero

Sino porque no debo, abro la mano y estiro los dedos

Y guardo mi puño de tensión

Con la sonrisa bien marcada me recuesto de la almohada

A olvidar mi dolor

Yo no quiero que se convierta en un guión para una novela

En pura culebra, culebrón

(…).

Y desde la sala hasta el show

Mi cuerpo se ha convertido en una sala de espera

En mi nido

En una fórmula a punto de hacer reacción

Yo no quiero que se convierta, en un guión para una novela

En pura culebra, culebrón

Cuando estoy volando y no deseo aterrizar

Y con los palos en la mano eso se puede agilizar

Ahora te conviertes en otra dimensión

Te veo entre mis dedos

Y cuántas horas te han usado en esa pasión

Y el tren que corre por dentro, ya quiere llegar a la estación

Culebrón.

“Culebrón”

El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo (1987)

Sentimiento Muerto

B.- “Un Color Negro y Rojo También”.

                                                                    “Nada más falta tu toque femenino,

           tu imaginación, mira nada mas,

  ¡te va a encantar de ver!

“Manos Frías”

 El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo (1987)

Sentimiento Muerto

El epígrafe expresado debajo de este apartado es una de las voces o intros de canción que aparecen en el disco El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo y que pertenece a alguna de las telenovelas de la época, se pensaba colocar estas frases en todo el disco antecediendo a cada canción, pero solo se pudo hacer en el intro de las canciones “Descargar”, “Cabeza” y la canción de amor “Manos Frías”. Lo cual parece ser una forma irónica o cínica de ridiculizar la idea del amor en nuestra sociedad visto a través de las telenovelas de la época, que por consiguiente, comprometía la noción o la visión del amor perfecto dentro del imaginario amoroso en nuestro país. Las canciones de amor de Sentimiento Muerto en su primer período creativo nunca hablarán de un amor feliz, correspondido, eterno o idílico. Por algo el primer disco se llamaría El Amor Ya No Existe Hay Que Hacerlo, creo que además de hacer referencia al amor de pareja es una forma metafórica de decir que en este país ya no existe ningún valor sano, que todo hay que hacerlo de nuevo. Pero volviendo al tema de pareja, las canciones en este período más bien ejemplificarán situaciones cotidianas que ocurren entre las parejas. Encontraremos diversas situaciones amorosas: “Ella me quiere matar, ella me quiere disparar, ella me quiere ahorcar” en “Ella Me Quiere”, la chica enfurecida. “Tus manos son frías no como las mías o será que no me encuentro bien” en “Manos frías”, el amor no correspondido.” De 5 a 10” tiene que ver con las horas en que les era permitido a los adolescentes visitar a sus novias “De 5 a 10 no puede ser, no, no, no”. “¿Qué es lo que te pasa que no me quieres hablar?” en “Qué es lo que te pasa”. “Una extraña sensación de soledad”, “Una extraña sensación de soledad cuando veo en tus ojos que tus labios no me dicen la verdad”. En fin, diversas situaciones representadas. También podemos mencionar “Ganas”, “Una mirada dice todo y dice nada”, y “En mi cuarto”. Pero la canción de amor más representativa de este período de Sentimiento Muerto es sin duda alguna “Un Agradable Calor” una canción de amor que tiene como tema central a la mujer:

Siempre, siempre pensé

Que siendo un amigo

Un novio un amante, un no sé qué

Se puede encontrar

Un fuerte abrazo de motivos

Calor en tanto frío

Tanta agua como un río

Que calme mi sed

Sentir un azul y agradable calor

Como la piel acariciada por el sol

Respiro profundo, huele a mujer

O a niña escondida en envase

De piel, de piel

(…)

Toda esa gente está mirando

Ojos curiosos averiguando

Todavía llevo conmigo

Fresco el recuerdo

De mi cumpleaños

La sábana húmeda como un paño

Y la lágrima seductora

Cargada de dolor

Cargada de dolor

(Bis x 2)

(…)

Y con toda ésta agonía

Pasaron los días

Con una esperanza que se fue

(Coro)

De piel, de piel

“Un Agradable Calor”

El Amor Ya no Existe Hay que Hacerlo (1987)

Sentimiento Muerto

Y para finalizar este período creativo, Alberto Cabello nos regala un comentario sobre la historia de esta canción:

“Esta canción empezó como un Jam entre Cayayo, Edgar Jiménez y yo… La familia de Cayayo tenía una pequeña finca como a una hora, en las  afueras de Caracas y en medio de mucha naturaleza con caballos y muchos frutales. Allí en la casa de campo que era bastante rústica hacíamos temporadas de ‘peregrinación’. Nos íbamos toda la banda a tocar por horas…Al llegar en la noche tocábamos hasta que no podíamos más. El día siguiente desayunábamos y luego a tocar hasta que nos diera hambre de nuevo.  En fin, eran muchas horas diarias y unos excelentes fines de semana. En una de esas largas noches, jamiando, salió el riff de guitarra con que empieza la canción, y de pronto me vino la idea de la letra. Salí corriendo a mi habitación y empecé a escribir. Media hora más tarde ya Edgar y Cayayo estaban cansados, y decidieron parar. Allí corrí donde estaban y les pedí que continuaran ya que la letra que estaba escribiendo prometía. Tocamos hasta que tuvimos la canción… A la mañana siguiente lo primero que hicimos fue tocarla y ver si de verdad había algo que valiera la pena… Y bueno, listo, sabíamos que teníamos una linda canción. La letra es una canción de amor de pareja, o un tributo a un amor que no funcionó, un despecho. A pesar de todo el amor que existía, no fue lo único necesario para estar satisfechos.”

                                                                                                                                                                                                                         Alberto Cabello, mayo de 2012

Fuentes:

Lopez, Bionaida. Las letras de las canciones de la banda Sentimiento Muerto. Universidad Central de Venezuela. 2012.

http://estapartituranomegusta2.wordpress.com/2014/01/04/capitulo-iii-sentimiento-muerto-1989-1993/